Ilusión sin brillo en un Real Madrid muy familiar

August 15, 2019

 

Más sombras que luces ha dejado esta pretemporada del conjunto blanco. Y el brillo de las luces está muy lejos de tener su nivel máximo. La preparación del Real Madrid ha terminado de marchitar una flor agonizante. 

 

Los fichajes apenas han dado luz al túnel que atraviesa Zidane y su equipo. Hazard ha sido el único capaz de ilusionar, de llenar gran parte del Santiago Bernabéu en su presentación, pero ha pasado sin pena ni gloria por la pretemporada. Solamente su gol ante el Salzburgo se puede tornar en algo de esperanza. 

 

Takefusa Kubo y Rodrygo fueron un delirio de fe. Los únicos futbolistas capaces de crear y hacer cosas diferentes se encuentran en un limbo diáfano. Entrenan con el primer equipo, pero el discurso oficial es que jugarán en el Castilla. También podrían salir cedidos, pero se piensa que entrenar bajo las órdenes de Zidane puede ser una mejor opción. Un mar de contradicciones que dejan el futuro de estos jugadores más incierto que nunca.

 

Mendy, Jovic y Militao son los que quedan. Los dos primeros deben recuperarse. El último apenas se ha enfundado la elástica blanca en un partido, debido a su participación en la Copa América. Necesita un descanso que no existe.

 

Sobre el césped, el Real Madrid tampoco mejora mucho. Más goles encajados que anotados. Y parece que las ocasiones también empiezan a escasear. Una falta de creatividad que se denota en las tareas ofensivas del centro madridista. Kroos, Modric, Isco y compañía no generan sensación de peligro. Quizás Vinicius saca algo de vez en cuando, pero se pierde entre tanto regate y la ocasión no prospera. 

 

Los vicios de la temporada pasada continúan a la vista. Y sin ilusión, un equipo no puede competir. Ya no hablemos sin físico. 

 

En defensa, las carencias seguirán tapándose por Casemiro. Militao tratará de ayudar, pero también se necesita un ‘reset’ de fabrica, y dar con una tecla que Zidane todavía no encuentra. Aunque pruebas ha realizado, está haciendo y continuará trabajando. Solo cabe esperar a que no sea demasiado tarde cuando se de cuenta de que el Real Madrid debe jugar con 3, 4 o 5 en la línea defensiva.

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.