El Real Madrid lo deja para el final

November 3, 2018

  ZALGIRIAS KAUNAS 79–90 REAL MADRID

 

Alineaciones

 

Zalgiris Kaunas: Davies (11), Jankunas (18), Ulanovas (10), Walkup, Wolters (16) - titulares - Birutis, Grigonis (3), Kavaliauskas (2), Milaknis (7), Walton (5), Westermann y White (4).

 

Real Madrid: Causeur (7), Randolph (16), Tavares (4), Llull (10), Taylor (2) - titulares- Rudy Fernández (15), Campazzo (6), Ayón (13), Carroll (9), Deck (8), Kuzmic y Prepelic

 

 

 

Partido de alto nivel y muy electrizante el que se vivió en esta quinta jornada de la Euroliga en el Zalgiris Arena. Un Madrid que fue por detrás en el marcador al final de los tres primeros cuartos y con su ya habitual acelerón final el último cuarto, en el que el Madrid funciona a toda máquina y pasa por encima a su rival, se llevó un partido que pintaba difícil para los blancos y sudaron la gota gorda para llevarse la victoria, mediante un Rudy que firmó una de esas noches de gloria.

 

El partido empezó muy cuesta arriba para los de Pablo Laso el primer cuarto (32–18), en el que el equipo lituano superó en casi todas las facetas del juego a un Madrid que naufragó en defensa y se mostró demasiado errático en ataque. La habitual impenetrable defensa del Madrid fue demasiado concesiva y Jankunas aprovechó esta circunstancia para pulverizar al rival con tiros de 2. 

 

El segundo tiempo (12–25) fue un soplo de aire fresco para los de Laso. Campazzo cogió las riendas del equipo y Randolph anotó lo que quiso desde la esquina. Ayón mejoró los registros defensivos del equipo y esto permitió al Madrid irse al descanso solamente un punto abajo.

 

Sin embargo, el Zalgiris no pensaba rendirse. El tercer cuarto (24–21) fue una demostración  de casta y coraje ante una afición que no dejo de creer en la victoria en ningún momento. El Zalgiris llegó a firmar un parcial de 11-0 y solo la intervención de Ayón permitió al Madrid seguir con vida en el último tiempo, 6 abajo.

 

Y finalmente el último cuarto (11–28), en el que Deck firmó sus mejores minutos y Rudy sacó su magia a pasear, anotando cuatro triples y firmando la remontada del Madrid, que quedó 11 arriba tras marchar todo el partido por debajo en el marcador.

 

Un partido más en el que al Madrid le toca sufrir para llevarse los 2 puntos, en un partido que avisaba Laso en la previa que sería duro por la intensidad de los jugadores lituanos. Dicho y hecho, fue un partido terrible, pero una vez más el buen hacer de los blancos les permite seguir invicto y mantenerse colíder en la Euroliga junto a un CSKA que tampoco falla. Este domingo volverán a jugar, esta vez en casa ante el Mora-Banc Andorra tras haber descansado menos de 2 días. Esto no para.

 

 

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.