Buena actuación del Baskonia sobre un Real Madrid que despertó tarde

October 25, 2016

REAL MADRID 87-91 BASKONIA VITORIA GASTEIZ

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Rudy Fernández (3), Gustavo Ayón (16), Sergio Llull (13), Trey Thompkins, Jeffery Taylor -titulares- Randolph (9), Draper, Doncic (15), Maciulis, Reyes (11), Carroll (11), Hunter (9)

 

Baskonia Vitoria Gasteiz: Larkin (11), Akognon (5), Voigtmann (18), Hanga (12), Shengelia (14) -titulares- Sedekerskis (5), Blazic (21), Diop, Tillie (5), Luz

 

 

 

Los baskonistas empezaban duro con un inicio de 7-0 de parcial y, tras anotar Ayón la primera canasta, el dominio de los visitantes seguía, de tal modo que llegaron a ir 4-13. Pero los merengues conseguirían acercarse a cuatro puntos gracias al gran trabajo de Ayón (que llevaba ya en los seis minutos disputados nueve puntos), y a la explosividad de Llull (que además era el segundo máximo anotador del conjunto blanco).

 

Y volverían a ser los de Sito Alonso los que imponían un 9-3 de parcial, alejándose hasta los diez puntos de diferencia. Los locales no conseguirían recortar ventajas en todo este cuarto, por lo que el resultado en estos primeros diez minutos sería de 19-32, con el que parecía un gran duelo de bases-Llull, por parte del Real Madrid, y Larkin por parte de los baskonistas-.

 

Se iniciaba el segundo periodo y conseguía disminuir diferencias el Real Madrid, que ponía un 4-0. Además, el último punto fue tras una jugada colectiva en un contraataque, que deleitó al público. Pero volvían a notarse errores en los locales que aprovechaban los de Sito Alonso para permanecer con la barrera psicológica de los diez puntos, y conseguían incluso aumentar ésta a 17 puntos (28-45 min. 14). Parecía que se iban en el marcador los de verde con catorce puntos arriba, pero Doncic aprovecharía y a 4.20 del final de la primera parte anotaba un triple que mantenía al conjunto de Pablo Laso a doce puntos.

 

Un triple de los visitantes al final de la posesión ponía a los locales en un aprieto, con quince puntos de desventaja. Carroll sería quien respondería con otro triple. Después, los madridistas conseguían reponerse y ponerse ocho puntos por debajo, con un mate de Carroll que animaba a la afición.

 

Sin embargo, los locales no conseguían enlazar buenas acciones defensivas y ofensivas, pero la distancia de diez puntos tampoco aumentaba, por lo que el enfrentamiento estaba estabilizado, y con un 43-54 se finalizaba la primera parte con claro dominio de los vitorianos.

 

El tercer periodo daba comienzo, y gracias a la anotación de Llull, Ayón y Reyes, el conjunto de Pablo Laso se acercaba a cinco puntos. Entonces se sucedían las canastas por parte de ambos conjuntos, y a falta de 6.22 para el final del tercer periodo el resultado era de 54-60.

 

Sito Alonso se vería obligado a pedir tiempo muerto tras una bandeja en contraataque de Llull que ponía a los madridistas cuatro abajo. Parecía que los visitantes volvían a alejarse cuando otra vez Llull ponía a los blancos cuatro abajo, y un tapón de Doncic volvía loco al público. Y ahora Randolph anotaba otro tapón para su cuenta, con el público entrando en júbilo. Finalmente, los tiros libres permitieron acercarse a los madridistas a la mínima a falta de 36 segundos para el final del tercer periodo. Pero la ventaja al final de este periodo sería de tres puntos con un 66-69 que auguraba un cuarto cuarto lleno de emoción.

 

Los últimos diez minutos comenzaban, y Luka Doncic con un 2+1 empataba el partido, un partido que había estado siempre bajo el dominio del Baskonia (32 minutos). Sin embargo, sería Carroll con un triple quien ponía el encuentro con un resultado de 74-71. Y el mismo Carroll conseguía poner la diferencia a cinco puntos, pero Larkin no permitía que se fueran. Hunter realizaría un perfecto 2+1 que ponía aumentaba la renta a seis puntos.

 

Un fallo defensivo de los locales permitía a Hunter coger un rebote ofensivo, y asistir a Randolph, que machacaba el aro. Pero Larkin, sería la bestia negra de los madridistas, ya que anotaba un triple, impidiendo a los locales que se relajaran, y en la siguiente jugada asistiría en un 2+1. El partido, entonces, no pudo mostrarse con más igualad, teniendo un punto de diferencia (82-81 min. 38).

 

En los dos minutos finales del encuentro nada estaba decidido, y con los titanes de Llull y Larkin en pista no se podía pedir más espectáculo. Además, Blazic con un triple ponía a los de Sito Alonso por delante a menos de 1.08 minutos para el final, pero no podían celebrar nada aún, Reyes bajó los ánimos de los baskonistas con un 2+1 cambiando líder en el marcador.

 

Pero una canasta baskonista, y un logrado triple de Blazic (con el que sería su vigesimoprimer punto) colocaba a los visitantes cuatro puntos por encima. Intentó Carroll disminuir la ventaja, pero no pudo anotar y el resultado final fue de 87-91, terminando la racha de imbatibilidad de los madridistas.

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.