Nuevo comienzo, mismo errores

June 13, 2020

  • Los goles de Enes Ünal y Rubén Alcaraz condenan al Lega en el inicio del primer y segundo tiempo

 

CD LEGANÉS 1–2 REAL VALLADOLID

 

ALINEACIONES

 

CD Leganés: Cuéllar; Jonathan Silva (Aitor Ruibal min.62), Awaziem, Omeruo, Bustinza (Roger Assalé); Kevin Rodrigues, Roque Mesa (Bryan Gil min.62), Amadou, Rosales; Óscar y Carrillo (Guerrero min.75).

 

Real Valladolid: Masip; Raúl Carnero, Salisu, Joaquín, Javi Moyano; Nacho, Rubén Alcaraz, San Emeterio, Óscar Plano (Hervías min.65); Sergi Guardiola (), Enes Ünal.

 

GOLES

 

0-1: Enes Ünal, min.2.

 

0-2: Rubén Alcaraz, min.53.

 

1-2: Óscar (p), min.83.

 

 Cuéllar se lamenta tras recibir uno de los dos goles que encajó en el CD Leganés 1-2 Real Valladolid. FOTO: LALIGA SANTANDER. 

 

El Leganés dio un paso atrás. Se jugaba su final su partido. El Celta había perdido, el Espanyol había ganado y si ganaba podía meter al Valladolid en el lío del descenso. Algo que no logró hacer porque los hombres de Javier Aguirre regalaron el partido en el minuto dos de la primera parte, concediendo un gol infantil que le puso cuesta arriba el partido. Cuando parecía que podían reaccionar al comienzo de la segunda parte, se encontraron con el KO definitivo. A falta de diez jornadas están a tres puntos de la salvación, el Lega sigue vivo pero está muy herido.  

 

El encuentro comenzaba en un Butarque desangelado tras un minuto de silencio, que en Leganés pesa más por las víctimas que se ha cobrado el Covid-19. De hecho en las gradas de Butarque se encontraban dieciocho camisetas del club en memoria de los socios fallecidos por el virus. El encuentro no pudo empezar peor para el Leganés. En un balón a la espalda de la defensa, en el que Awaziem iba con ventaja, terminó en un malentendido entre el defensa y su portero. El nigeriano cedió de cabeza el balón a Cuéllar, que estaba saliendo de su portería, y vio como el balón se dirigió a su portería y Enes Ünal llegaba para marcar a placer. Nuevo comienzo, mismo errores.

 

No podemos hablar de reacción de uno u otro en la primera parte tras el gol. El Leganés se enfrentaba a su propia medicina. El Valladolid le dejaba jugar, pero era incapaz de inquietar en ataque con un Óscar que no encontraba a Carrillo. Precisamente fue el propio Carrillo quien tuvo la que pareció más clara para los madrileños después de cazar un rechace en el área, pero su disparo se marchó desviado. El partido llegó al descanso donde el Valladolid lo quería y al Leganés le quedaban solo cuarenta y cinco minutos para intentar seguir con vida en el campeonato. 

Aguirre dio entrada a Assalé al comenzar la segunda parte para intentar cambiar algo en el marcador. Sin embargo, fue un cambio que prácticamente no dio margen a surtir efecto porque a los ocho minutos de empezar la segunda parte Rubén Alcaraz abría brecha en el luminoso. El delantero se aprovechó de una subida de Jonthan Silva para empujar un centro que había despejado Cuéllar. Puntuar se ponía casi imposible. El ambiente y el ritmo del partido no invitaban a los ánimos del Leganés. Fallaba en los que siempre se le daba bien, defender, y seguía con su asignatura pendiente de atacar. Incluso, su opción más cerca de hacer gol estuvo a punto de ser un tanto en propia de su rival.

 

Sin embargo hubo tiempo para la emoción. A falta de diez minutos, Salisu derribó a Assalé dentro del área y Óscar recortó distancias de penalti. El Leganés empujo en los minutos finales encerrando a su rival, pero no logró premio aunque luchara hasta el final. Y es que los madrileños mueren en el campo, pero cometen errores que les condenan a la situación que tienen en la tabla. A la espera de lo que haga el Mallorca, siguen estando a tres puntos de la salvación que, visto lo visto en el día de hoy es un milagro.

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.