© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Crónica de un descenso anunciado

February 22, 2020

  • El Leganés no sabe aprovechar más de ochenta minutos con uno más. Iago Aspas marcó el gol en el único tiro a puerta del Celta

 

RC CELTA DE VIGO 1–0 CD LEGANÉS

 

ALINEACIONES

 

RC Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Murillo, Araujo, Olaza; Rafinha, Yokuşlu, Bradaric, Denis Suárez (Aidoo min.78); Iago Aspas (Santi Mina min.82) y Smolov (Fran Beltran min.64).

 

CD Leganés: Juan Soriano; Jonathan Silva (Assalé min.55), Siovas, Awaziem, Omeruo, Bustinza (Bryan Gil min.70); Kevin Rodrigues, Rubén Pérez, Recio, Eraso (Óscar Rodríguez min.46); y Carrillo.

 

GOLES

 

1-0: Iago Aspas, min.62 (Olaza).

 

 Bustinza y Juan Soriano miran incrédulos el balón dentro de la portería, mientras Iago Aspas celebra el único tanto del partido. FOTO: LALIGA SANTANDER.

 

Ni árbitros, ni VAR, ni pagos de claúsulas ni nada. El Leganés no puede aspirar a salvar la categoría si un equipo con diez jugadores durante más de ochenta minutos le gana una final por la salvación. Que el equipo compite nadie lo duda ni mucho menos. Pero desde el espejismo ante la Real Sociedad, los madrileños no han mostrado en ningún momento la eficacia en ataque que se pide a un equipo en Primera División (cero goles en tres partidos). Un gol de Iago Aspas lo hunde abajo, a cinco puntos de la salvación y con el gol average perdido. Hoy el Celta ganó con un solo tiro a puerta. Datos que preocupan y que no son, para nada, de un equipo de Primera División.  

 

El Leganés sorprendió con un inicio en el que se volcó arriba buscando sorprender a su rival. Algo que consiguió a los pocos minutos cuando Kevin Rodrigues obligó a Rubén Blanco a intervenir tras un disparo cruzado a media altura. Sin embargo, el peligro del Lega llegaba solo por los costados, pero los jugadores con los que se plantó en Balaídos (Recio, Eraso, Rubén Pérez o Carrillo) no eran de un perfil ofensivo potente, por lo que los ataques de los madrileños se quedaban un poco cojos.

 

Con el paso de los minutos el Celta dibujó el guion esperado de encerrar al Leganés en su campo. Una historia con las que los hombres de Javier Aguirre estaban muy cómodos. Además, el partido cambió totalmente cuando Bradaric vio la roja directa por una fuerte entrada al tobillo de Bustinza. El juego se empezó a detener y cualquier entrada suponía cartulina amarrilla para Martínez Munuera. El Leganés se estiró más y no dejaba a su rival progresar, aunque sus carencias en ataque seguían reluciendo a pesar de estar en superioridad. Solo Recio tuvo la más clara con remate que Hugo Mallo sacó de cabeza. Todo quedaba visto para la segunda parte.

 

Una segunda parte que Aguirre quiso empezar con Óscar Rodríguez sobre el campo. El Lega se mantuvo al igual que en la primera parte: teniendo más toque y llevando el ritmo del choque. Aguirre quería más energía arriba y a los diez minutos volvió a mover ficha con la entrada de Roger Assalé. Sin embargo, el Celta no había desaparecido y Recio tuvo que bloquear un tiro de Rafinha cuando el mediocentro se encontraba en una situación muy clara.

 

El partido vivió un minuto loco cuando a falta de media hora de juego, Óscar cometió una falta que Martínez Munuera sancionó con roja y el VAR le hizo rectifica. En la falta posterior Iago Aspas, en el primer remate del Celta a puerta, le ganó la marca a Recio y tocó lo justo la pelota para mandarla a la red. El Lega no había sabido aprovechar su ventaja, los nervios lo traicionaron y el Celta, con el subidón del gol, se volvió una muralla sobre el verde.

 

Con este resultado el Celta elimina prácticamente a un rival directo y mantiene su buena racha. El Leganés volvió a perder otra final. Las oportunidades se acaban y el descenso cada jornada es más real para los pepineros.

Please reload

Please reload