© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

El Real Madrid no consuma la remontada y cae en cuartos de Copa ante la Real Sociedad

February 6, 2020

REAL MADRID 3-4 REAL SOCIEDAD

 

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Areola; Nacho, Militao, Sergio Ramos, Marcelo, Kroos, Valverde (Jovic ,75’), James (Modric, 45'), Brahim (Rodrygo, 75’), Vinicius y Benzema.

 

Atlético de Madrid: Remiro; Gorosabel, Le Normand, Aritz, Monreal, Zubeldia, Mikel Merino, Odegaard (Guevara, 63’), Oyarzabal, Januzaj (Barrenetxea, 45´) e Isak. (Aihen, 69´').

 

GOLES

 

0-1 Odegaard, min 22

0-2 Isak, min 54

0-3 Isak, min 56

1-3 Marcelo, min 59

1-4 Mikel Merino, min 69

2-4 Rodrygo, min 81

3-4 Nacho 93

 

 

 

Derrota del Real Madrid en el encuentro de cuartos de final de la Copa del Rey ante la Real Sociedad, que tras el cambio de formato es a partido único, lo que supone la eliminación del equipo blanco de la competición tras eliminar por el camino a Unionistas y Zaragoza. Zidane introdujo numerosos cambios en el once, con James, Brahím, Nacho y Marcelo como titulares, junto a Areola en la portería. Los laterales estuvieron flojos en este partido de Copa del Rey, que a pesar de lograr gol cada uno dejaron muchas lagunas en defensa, llegando la mayoría de los goles de la Real por estas bandas con un nombre que destacó sobre los demás, Alexander Isak. El joven sueco fue una pesadilla para la zaga blanca, generando peligro en cada balón que tocaba y anotando dos de los goles que dieron el pase a su equipo. El Real Madrid tiró de heroica al final, pero esta no llegó y se quedaron sin Copa.

 

El partido arrancó con un ritmo muy fluido, con ambos equipos saliendo desde atrás y acercándose y buscando en control a través de la posesión y el juego combinativo, logrando llegar al área en varias ocasiones. Una noche más, las bandas volvieron a  ser fundamentales en el cuadro blanco, con Vinicius y Brahim muy activos y llevando el peligro al área rival. En este toma y daca llegó el primer gol del partido, obra de Martín Odegaard tras cazar el rechace en el área de un fuerte tiro de Isak. No celebró el noruego el gol ante el equipo en el que espera jugar dentro de muy poco. Le tocaba remar al Real Madrid a contracorriente tras este jarro de agua fría, pero no gestionaron bien la desventaja y la Real controló el juego y los espacios, acelerado y frenando el juego placer. Brahim obligaba a Remiro a estirarse en una de las buenas ocasiones que tuvo el combinado blanco y que activo al equipo, que comenzó a llegar con más y más peligro. Marcelo tuvo la mejor para los blancos poco antes del final del primer cuarto, pero Remiro detuvo el lanzamiento del brasileño para dejar a su equipo por delante antes del paso por los vestuarios, tras fallar Isak dos buenas ocasiones que tuvo al final de la primera parte.

 

Tras el descanso, ambos equipos movieron ficha, dando entrada Zidane a Modric por James mientras que Imanol sacó del campo a Januzaj. Los primeros 15 minutos fueron sencillamente explosivos. Isak hizo el segundo con un remate sensacional, después de que el VAR le anulará un gol poco antes. No contento con ello, hizo el tercero dos minutos después, fusilando la escuadra de Areola. El Real Madrid sin embargo iba a vender cara su piel, logrando el primero en su cuenta particular antes del 60 con Marcelo recibiendo en el área y anotando ante la portería rival. Los locales se vinieron arriba tras el gol y comenzaron al disfrutar de las mejores ocasiones, pero no lograron materializar ninguna de las ocasiones de las que disfrutaron y llegó el cuarto de los vascos, obra de Mikel Merino. Zidane metió a Jovic y a Rodrygo a la desesperada, con muchos goles de desventaja. Los cambios surtieron efecto, el Real Madrid empezó a llegar mejor y llegó el segundo, de la mano de Rodrygo, un minuto después de que el VAR le anulará otro gol a Vinicius. Los blancos buscaron la heroica con balones largos hacia los extremos, consiguiendo el tercero in extremis en el tiempo de descuento de la mano de Nacho. El capitán Ramos tuvo el remate definitivo que habría supuesto el empate, pero este no llegó y los blancos se despidieron de la Copa en los cuartos.

 

Adios a la Copa para los blancos, en un encuentro en el que la Real se manejo muy bien durante la primera mitad y el inicio de la segunda, encerrándose en su área cuando el Real Madrid apretó un poco más y pudo con la atmósfera del Bernabéu, omnipresente en todo momento y apoyando a su equipo con fuego en los minutos finales en los que a punto estuvieron de lograr el empate que habría dado paso a la prórroga. Odegaard fue otro de los nombres ilustres en su regreso al Bernabéu, de lo que seguro habrán tomado buena nota. Del Real Madrid destacar a un Vinicius que fue constante por su banda todo el partido, sin el premio del gol esta vez para el brasileño. El Real Madrid de este modo se centrará en Liga y Champions esta temporada, sus dos grandes objetivos.

Please reload

February 21, 2020

Please reload