© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

La garra del Sevilla vence a un valiente Leganés

December 1, 2019

  • Un gol de Diego Carlos sirve a los andaluces para ponerse segundos de forma provisional

 

SEVILLA FC 1-0 CD LEGANÉS

 

ALINEACIONES

 

Sevilla FC: Vaclík, Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón, Jordán, Banega, Óliver Torres (Gudelj min.57), Vázquez, Nolito (Bryan Gil min.62), De Jong (Sergi Gómez min.82).

 

CD Leganés: Cuéllar, Rosales, Bustinza, Awaziem, Siovas (Kevin Rodrigues min.5), Silva, Recio (Eraso min.78), Rubén Pérez, Óscar (Carrillo min.78), Braithwaite, En-Nesyri.

 

GOLES

 

1-0: Diego Carlos, min. 63.

 

 Los jugadores del CD Leganés abatidos tras el final del partido ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán (1-0).

FOTO: LALIGA.

 

¡Cómo cuesta ganar en esta Liga! Si cada vez las diferencias entre grandes y pequeños se empequeñecen, el encuentro entre el Sevilla y el Leganés fue una prueba más de que apenas exista una superioridad entre los veinte equipos de la tabla. Y si la hay, los grandes deben sudar la gota gorda.

 

Algo que le pasó al Sevilla ante el Leganés. Los de Lopetegui vencieron con un gol de Diego Carlos cumplida la hora de juego cuando peor estaban. No obstante, no supieron controlar el partido y terminaron pidiendo la hora. Por otro lado, el Leganés mantuvo su nivel de buenas sensaciones que le ha aportado la llegada de Javier Aguirre a su banquillo. No obstante ni las sensaciones, ni la opinión de muchos entendidos del fútbol de que el Lega debería tener más puntos, sirve para sacar a los pepineros del fondo de la tabla.

 

Los pequeños detalles, una vez más, no fueron del lado del equipo de Aguirre. Ya el partido se les puso cuesta arriba a los cuatro minutos cuando Siovas se retiró lesionado. Aun así, la entrada de Kevin Rodrigues mantuvo la defensa de cinco en el esquema de los visitantes. Una defensa que concedió muy poco, que luchaba con intensidad y que tan solo Luke De Jong de espuela estuvo a punto de inquietar a Cuéllar en la más clara de la Primera parte, sin contar un gol anulado a Vázquez tras una gran parada de Cuéllar al propio De Jong. Se llegó al descanso sin goles, pero con un Lega bien plantado, que amenazaba con cada centro lateral en ataque y anulaba con seguridad por A o por B las acometidas sevillistas.

 

En la segunda parte Aguirre debió de meter una marcha más a su equipo y ellos se los creyeron. Los primeros quince minutos del Lega fueron un asedio a la portería de Vaclík. Primero, Óscar pudo aprovecharse de una mala cesión de Jordán para disparar a portería, pero Vaclik realizó un paradón para mantener el empate a cero. Pocos minutos después En-Nesyri con una chilena envió el balón cerca del poste y provocó el enfado de la grada del Sánchez Pizjuán. Cabreo al que Lopetegui le intentó dar la vuelta con las entradas de Gudelj y Bryan Gil.

 

Ironías de la vida o el fútbol. Cuando mejor estaba el Leganés, volvió a fallar en su asignatura pendiente: el balón parado. En un córner Bustinza despejó el balón, pero Navas recogió el balón en la frontal y la puso al segundo palo, dónde tras un rechace Koundé remató de chilena un balón que paró Cuéllar y que Diego Carlos empujó a gol.

 

Tras el gol el Sevilla parecía tener más el control, pero el Leganés no se encogió y peleó hasta el final. Su juego ofensivo creció con los refrescos de Eraso y Carrillo y gozo de un par de remates claros de cabeza que se marcharon alto. Sin embargo, la diferencia volvió a estar en las áreas.

 

Una tarea que se le está dando bien al Sevilla con 30 puntos en 15 jornadas, mientras que el Leganés se mantiene último y sabe que esos ocho puntos que le separan de la salvación se reducirán ganando la semana que viene en casa, en una de las muchas finales que va a tener, al Espanyol. Las sensaciones son buenas, pero el tiempo se acaba. La esperanza es lo último que se pierde y quién mejor para demostrarlo que el Leganés.

Please reload

Please reload