Vidas contrapuestas

April 15, 2019

  • Leganés y Real Madrid empatan en un partido típico de lunes: poco ritmo y menos acierto

 

CD LEGANÉS 1-1 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

CD Leganés: Cuéllar; Jonathan Silva, Omeruo, Siovas, Bustinza, Nyom; Rubén Pérez, Vesga (Recio 85’), Eraso (El Zhar 71’); Carrillo (En-Nesyri 65’), Braithwaite.

 

Real Madrid: Keylor Navas; Marcelo, Varane, Nacho, Carvajal; Casemiro, Modric, Valverde; Asensio Bale 80’), Isco (Lucas Vázquez 76’), Benzema.

 

GOLES

 

1-0: Jonathan Silva 45’

1-1: Benzema 51’

 

 

Se repartieron los puntos el club pepinero, que no se jugaba mucho esta noche, y el Real Madrid, que se jugaba aún menos. Quizá el honor, pero no fue 

 

Puede que fuera porque era lunes, porque el Real Madrid un horario extraño o porque ninguno de los dos equipos se jugaba algo de manera explícita, pero la primera parte transcurrió de manera demasiado tranquila. Por mucho que se esforzasen Benzema, Braithwaite y sobre todo Isco, el protagonista del primer tiempo fue un inesperado frío, y las más de doce mil personas que se acercaron a Butarque padecieron viendo cómo su ropa de abrigo no era suficiente. Isco, como decíamos, era el que más levantaba la cabeza y el que mejor la conectaba con sus pies. Los esfuerzos del malagueño son en vano, porque la losa de no tener ninguna motivación que arrastra su equipo pesa demasiado. Sobre el filo del descanso, una de las no pocas internadas en el campo rival del Leganés (por demérito blanco más que por mérito pepinero) acabó en un córner que terminó en la red de un Keylor que se resbaló más veces hoy que en toda su vida. El goleador fue un Jonathan Silva que parece haberse suscrito a los goles de última hora.

 

Pero poco duró la alegría pepinera. Exactamente seis minutos tardó el huracán madridista en igualar el partido gracias a otro tanto de un Karim Benzema que ha añadido a su amplísimo grupo de registros y virtudes el acierto de cara a puerta, al menos esta temporada. La segunda parte siguió el guion que se presuponía antes de que comenzase el partido: el Real Madrid se acercaba con peligro al área defendida espléndidamente por el ‘Pichu’ Cuéllar y el Leganés esperaba su momento replegado. La presión ya la ejercía la afición blanquiazul, que ha conseguido que su equipo solo haya perdido dos partidos esta temporada como local. A pesar de los intentos de Braithwaite o En-Nesyri (que entró en la segunda parte) y de la segunda línea madridista, el marcador no se movió, y los puntos se repartieron.

 

En general, fue un encuentro que resumió a la perfección la carrera de los dos conjuntos durante esta temporada. Un CD Leganés que ha hecho de la solvencia defensiva y de aprovechar las ocasiones que tenga su seña de identidad, de la mano de un Pellegrino que comenzó el curso discutido y con muchas dudas a su alrededor. Dudas que ha ido disipando una por una a base de trabajo y rendimiento. Justo lo contrario que el Real Madrid. Ninguno de sus tres entrenadores ha conseguido enderezar la nave merengue, y el fracaso de Zidane es quizá el que más duela de los tres. Solo con la promesa de una renovación casi total del vestuario y de las maneras del técnico francés se podría ilusionar la parroquia blanca, que ha visto cómo se ha tirado una temporada clave en el devenir de los próximos años, en la era post Cristiano.

 

Un punto que sabe a poco pero gusta en Butarque y que provoca arcadas en Chamartín. Los primeros no quieren que esto se acabe, porque ven una temporada en la que van cada vez a más. Los segundos firmarían que se acabase esta noche. Vidas contrapuestas hoy en Leganés.

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.