© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Siempre puede ir a peor

March 5, 2019

REAL MADRID 1(3)-4(5) AFC AJAX

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón, Casemiro, Kroos, Modric, Lucas Vázquez, Benzema y Vinícius.

 

AFC Ajax: Onana, Mazraoui, De Ligt, Blind, Tagliafico, Schöne, De Jong, Van de Beek, Neres, Ziyech y Tadic.

 

GOLES

 

0-1: Ziyech (min 8).

0-2: Neres (min 18).

0-3: Tadic (min 62).

1-3: Asensio (min 70).

1-4: Schöne (min 72).

 

 

 

Ni las lesiones. Ni los postes. Ni la mala suerte. El Ajax ha pasado por encima del Real Madrid. Otro auténtico baño de fútbol en el Bernabéu. Del equipo visitante, por supuesto. Porque no se puede jugar sin criterio, sin un plan pero, sobretodo, sin ganas. El fútbol necesita de ganas, de actitud y carácter. Algo de lo que carece el conjunto madridista.

 

La derrota, o mejor dicho, la goleada no se puede achacar a la mala suerte. El cabezazo al larguero de Varane fue el presagio de una noche nefasta. El Madrid no tiene gol, y quedó demostrado.

 

Ziyech aprovechó la primera ocasión. Recibió un pase atrás de Tadic, colocó el balón lejos de Courtois y adelantó al Ajax en el minuto ocho. Y Tadic volvió a hacer de las suyas diez minutos después. Se deshizo de Casemiro con dando una vuelta sobre el balón, asistió, esta vez hacia adelante, a Neres, que se fue con la inercia de la carrera del portero madridista, y marcó a puerta vacía el segundo de la noche.

 

Por si la noche no podía ir a peor. Llegaron las lesiones. Lucas Vázquez se marchó con lagrimas en los ojos, entró Bale con las dudas del respetable. Vinicius fue el segundo en retirarse. Tras luchar un balón dividido, se tiró al suelo y no pudo seguir. Asensio le sustituyó. Pero siempre se puede ir a peor. 

 

La actitud y el carácter duró diez minutos. El final de la primera mitad y el inicio de la segunda. Solo Carvajal y Reguilón mostraron algo del espíritu madridista, que siempre caracterizó a este club en Europa. Bale estrelló la esperanza local en la madera. Y el carácter se desvaneció con el paso de los minutos.

 

Tadic sentenció la eliminatoria. Con dos asistencias, se hizo a sí mismo la tercera. Dio un pase duro, medido y certero a la escuadra. Un golazo. El Madrid pudo responder, marcó un gol gracias al esfuerzo de Reguilón y el acierto de Asensio. Pero la alegría duró un minuto. En la siguiente jugada, Schöne dejó una nueva perla. Otro pase a la red. Esta vez lo hizo a balón parado, y escorado en la banda izquierda. Dibujó una parábola perfecta a la escuadra contraria, que Courtois vio pasar mientras salía a despejar la nada. 1-4.

 

Se ponen fin de a 1012 días de historia. Tres años de reinado en Europa. El título queda vacante. Ahora, el trabajo da comienzo de cara a la próxima campaña. Una ardua tarea para el área deportiva maridista, que no tiene que olvidar que siempre se puede ir a peor.

Please reload

Please reload