© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

El VAR y Bale, protagonistas de la victoria blanca en Valencia

February 25, 2019

LEVANTE 1 - 2 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

Levante: Aitor Fernández, Simon, Cabaco, Vezo, Rober Pier, Luna, Rochina (Doukouré, m.60), Campaña, Bardhi (Vukevic, m.89), Morales y Roger (Dwamena, m.73).

 

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Nacho, Reguilón, Casemiro, Kroos (Valverde, m.68), Modric, Lucas Vázquez, Benzema (Bale, m.73) y Vinicius (Asensio, m.83)

 

GOLES

 

0-1, m.43: Benzema, de penalti.

1-1, m.61: Roger.

1-2, m.78; Bale, de penalti.

 

 

 

 

Sin méritos, pero con esa pizca de suerte del campeón. El Real Madrid logró una nueva victoria en competición doméstica, encadenando seis partidos sin conocer la derrota y presentándose a la semana de los clásicos con buenas sensaciones deportivas, que no las mejores. Porque el VAR y Bale robaron el protagonismo a la victoria blanca en el Ciutat. Una victoria que, quizás, no debía de haberse producido.

 

El Madrid volvió a mostrar su peor cara. Esa que enseña con los equipos de talla media-baja. Esa que olvida con los grandes. Logró aguantar una primera mitad donde el Levante fue superior. No solo por las ocasiones de Roger, que acabaron estrellándose en la madera. Si no porque la sensación de dominio fue abrumadora. Sin embargo,  el Madrid se adelantó con un gol de Karim, al filo del descanso. El VAR decretó penalti de Simon, y Benzema lo transformó en gol. 

 

Roger hizo justicia sobre el césped. Igualó el partido con un golazo. El delantero levantinista consiguió rematar un pase atrás de Morales, que pareció que sabía donde iba a estar su compañero. Una volea al palo largo, anticipándose a Nacho, superando a Courtois y dejando con la boca abierta a todos. Golazo, y 1-1.

 

El Madrid dio un paso adelante. Se fue arriba, buscó la victoria y la encontró de la manera más... 'justa'. Fue un error arbitral. También error del VAR, al no avisar al colegiado de revisar la acción, donde Doukouré pareció patear la tibia de Casemiro. Pero nada más lejos de la realidad. Según las imágenes, ni le roza. Bale, sin Benzema sobre el césped, anotó el penalti y armó el lío. Se quitó de encima a Lucas, señaló a sus compañeros y negó la celebración. Curioso gesto del llamado a ser líder del Real Madrid. Hace bueno a aquel que se fue a la Juventus.

 

La polémica está servida. El VAR fue protagonista. Bale, por desgracia, también. Lo único bueno de este partido fue la victoria antes de una semana complicada. Barcelona, Barcelona y Ajax. Todo en el Bernabéu. 

Please reload

Please reload