© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Solo puede quedar uno

February 13, 2019

 

 

Madrid, Copa del Rey, dos equipos vecinos y un mismo objetivo: pasar de ronda. Un derbi siempre da que hablar, y más si se da en la competición del KO, más aún si surge en la misma temporada en la que el equipo "pequeño" venció al "grande" en la competición liguera. 

 

Real Madrid. El campeón de cuatro de las últimas cinco ediciones del torneo del KO, cayendo solo el año pasado contra el FC Barcelona. Uno de los favoritos y más jugando en casa. El Real Madrid históricamente siempre ha sido un equipo fuerte en casa, y en esta temporada no ha sido menos. 

 

Los blancos solo han caído cinco veces en Euroliga, la máxima competición europea, y solo una de ellas fue en casa. El resultado en la Liga Endesa es el mismo, solo ha caído una vez en casa, y ha perdido otras cuatro veces fuera. Es decir, a mitad de temporada, solo ha caído dos veces en el Palacio de los Deportes ejerciendo de local. 

 

Movistar Estudiantes. El que ejercerá como anfitrión. Con un balance pobre de 8-12, ocupando la décimo tercera posición en la Liga Endesa (también llegó a jugar la Basketball Champions League, pero cayó en las rondas previas de clasificación). Es el equipo con peor balance entre los clasificados y por ello, parte con la etiqueta de "Cenicienta". Sin embargo, el Estudiantes se maneja bien con esa situación, con una afición que ironiza siempre su situación "Victoria tras victoria hasta la derrota final", o el mítico lema "Ganar es de horteras". 

 

Pero los dementes, este año pueden dar la sorpresa. Se pueden apoyar en que ya han ganado en el WiZink Center al Real Madrid. Los colegiales consiguieron vencer por 93-88, con un Alessandro Gentile clave en los momentos finales y con un último cuarto en el que no miraron atrás y llegaron a ponerse hasta diez puntos por encima de su rival. A pesar de haber estado en la zona del descenso, los azulones realizaron un gran derbi, para demostrar que los resultados en el papel no cuentan, lo que cuenta es el baloncesto y sus cuarenta minutos. 

 

Aunque las previsiones también son importantes. En el enfrentamiento sobre el papel, el Real Madrid es el vencedor, ya que en la competición doméstica. Los blancos anotan más (hasta 6'65 puntos más), y defienden mejor (reciben hasta 4'9 puntos menos que sus rivales azulones): 

 

Real Madrid: 88'85 en ataque. 80'4 en defensa. +8'45 de +/-.

Movistar Estudiantes: 82'2 en ataque. 85'3 en defensa. -3'1 de +/-.

 

La mayoría de entrenadores (los que no clasificaron) pone al Real Madrid jugando la final en sus previsiones, dejando claro que conseguirá vencer en primera ronda al Estudiantes. Ibon Navarro, sin embargo, ubica a los pupilos del Magariños entre las sorpresas del torneo debido a su posición de anfitrión. 

 

Un derbi siempre es imprevisible, por lo que la mejor opción para el aficionado es acudir al WiZink Center a disfrutar de un auténtico duelo de vecinos, donde uno de los dos pasará de ronda y otro disfrutará de vacaciones. 

Please reload

February 21, 2020

Please reload