© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Fiabilidad blanca en el Metropolitano

February 10, 2019

ATLÉTICO DE MADRID 1 - 3 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Godín, Lucas; Correa (Rodrigo, m. 65), Thomas, Saúl, Lemar (Vitolo, m. 60); Morata (Kalinic, m. 70) y Griezmann.

 

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Reguilón; Modric, Casemiro, Kroos (Ceballos, m. 84); Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius (Bale, m. 57).

 

GOLES

 

0-1, m. 16: Casemiro.

1-1, m. 25: Griezmann.

1-2, m. 42: Sergio Ramos, de penalti.

1-3, m. 74: Bale.

 

 

 

Ya dio síntomas en Enero, pero el Real Madrid ha confirmado su vuelta a la fiabilidad y a los buenos resultados. El Real Madrid ya está en plena forma para afrontar las rondas clave de Champions League y Copa del Rey y para poner en apuros al Barcelona en la competición doméstica. 

 

Fueron los locales quienes tomaron la iniciativa. También fueron los rojiblancos los que más presionaron en los primeros compases del partido. Pero fue el Madrid el que se adelantó. Lo hizo con un gol del menos esperado, y de la forma mas estrambótica. Tras un córner, Casemiro remató con una especie de chilena el rebote de la acción de Ramos, superando a Oblak que salió con los brazos abiertos para tapar huecos, pero dejó un agujero enorme en línea recta. Recogió uvas y el balón de la red.

 

Vinicius volvió a ser el más participativo del Madrid. Como en Barcelona. En algunas ocasiones acertó, en otras se precipitó. Tiene ganas pero le falta madurez. Esa madurez fue la que mostró Griezmann en el gol. El francés recibió un pase en largo de Correa, que le robó el balón al brasileño, se plantó solo delante de Courtois y superó al excolchonero con un disparo certero entre las piernas. El VAR lo revisó, confirmó que no existió fuera de juego y dio validez al tanto. 

 

Antes del descanso, Vinicius dio el último coletazo de la primera parte y sacó un polémico penalti. Se fue de Giménez por la banda, llegó al área local y, justo al entrar, fue tocado y derribado por el defensa colchonero. Tras la revisión del VAR, se confirmó el penalti. Ramos fue el encargado de lanzarlo, con contundencia, duro al lado izquierdo, imposible para Oblak, que adivinó el lado. 

 

Simeone movió ficha. Fijo a la defensa madridista con un ex del Real Madrid. Puso a Álvaro Morata de delantero puro, haciendo más grande el campo y aprovechando su velocidad, que si no llega a ser por el VAR empata el partido. Por centímetros, Morata arrancó en fuera de juego una jugada que terminó en una obra maestra, control y vaselina sobre Courtois. Lo celebró. Pero el VAR lo anuló. 

 

El cabreo del respetable llegó cuando Casemiro cometió penalti sobre el mismo Morata, pero ni el árbitro, ni el VAR decretaron falta. El Atlético se fue apagando y el expreso de Gales apareció en escena. Tuvo tiempo suficiente para un viaje de los suyos y sentenciar el partido. Bale concluyó una jugada que comenzó en las botas de Benzema y pasó por Modric, el galés cruzó el balón al palo largo por delante de Oblak. Bale, con espacio, es imparable.

 

Thomas dio la superioridad numérica que el Madrid tenía sobre el césped. Ahora, los blancos se reenganchan a la competición doméstica y ponen la mira en el triplete. 

Please reload

Please reload