© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

La experiencia es un grado

February 4, 2019

  • El Leganés logra la victoria ante el Rayo en un partido importantísimo por la salvación

 

RAYO VALLECANO 1-2 CD LEGANÉS

 

ALINEACIONES

 

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Álex Moreno, Amat, Abdoulaye Ba (Franco Di Santo 45’), Velázquez, Advíncula; Trejo (Álvaro García 71’), Medrán, Imbula, Embarba (Pozo 67’); Raúl de Tomás.

 

CD Leganés: Cuéllar; Jonathan Silva, Omeruo, Siovas, Bustinza, Nyom; Recio (Eraso 90’), Vesga (Rubén Pérez 73’), Óscar; En-Nesyri, Braithwaite (Diego Reyes 79’).

 

GOLES

 

0-1: Braithwaite 36’

1-1: Álvaro García 83’

1-2: En-Nesyri 85’

 

 

 

En un partido tan importante y con tanto en juego, la tensión y los nervios suelen jugarle una mala pasada a aquel que no sepa cómo controlarlos o, al menos, convivir con ellos. Y eso es lo que ha pasado esta noche en Vallecas.

 

El CD Leganés impartió un auténtico máster de control sobre la situación y de análisis del rival, y lo demostró especialmente durante la primera mitad del encuentro. Pellegrino ha dedicado toda su semana al estudio del juego del Rayo Vallecano, y su equipo ha neutralizado todas y cada una de las amenazas del conjunto de Míchel. Los letales Álex Moreno y Advíncula se estrellaron una y otra vez contra el muro de cinco pepinero, Trejo no pudo girarse ni perfilarse como él siempre hace y Raúl de Tomás se hundió en un mar de desesperación y de inferioridades numéricas. En el lado rayista no supieron contrarrestar esto hasta la segunda parte, con el cambio de sistema a cuatro defensas y dos delanteros, pero ni con eso ni con la expulsión de Nyom (a quien se le cruzaron los cables) pudieron darle la vuelta a la situación.

 

La clave del partido, además del planteamiento defensivo del Leganés de Pellegrino, fue también su apuesta, totalmente ganadora, de jugárselas todas a los duelos físicos y a los balones aéreos. Y es que ahí, con Braithwaite, En-Nesyri o Siovas el Rayo Vallecano tenía poco que hacer o que decir. Ambos goles del conjunto blanquiazul llegaron mediante centros al área y sendos remates de sus delanteros, quienes están haciendo que la lesión del importantísimo Guido Carrillo no se note tanto. El Rayo, por su parte, prefiere echar la pelota al piso y hacerla correr, pero hoy no era el día. Quizá, por el mal partido de Imbula y Trejo, o quizá porque Medrán no es Santi Comesaña. Esta noche, el centro del campo de la Franja no existió, y no pudo haber una mejor noticia para Pellegrino.

 

El entrenador argentino es perro viejo, y sabe que este tipo de encuentros se dividen en varias fases. En algunas, te toca atacar. En otras, sin embargo, defender. Pero en todas ellas tienes que competir, no perderle la cara al partido y demostrar que tienes años de experiencia a tus espaldas que te avalan en situaciones dramáticas. Jugar en Vallecas ante un Rayo enchufadísimo era cuestión de mostrar esa experiencia y de sacarla a pasear. No pudo hacerlo mejor el Leganés, cuyas tres temporadas en la máxima categoría le dan un plus de competitividad que incluso algunos equipos de la zona alta de la tabla querrían. A Míchel y a sus jugadores, sin embargo, aún les falta eso, y se notó. Calmarse, analizar el encuentro y encontrar soluciones rápidamente es algo que, sin duda alguna, el madrileño, su cuerpo técnico y sus futbolistas aprenderán a hacer desde hoy.

 

Estos valiosísimos tres puntos se marcharon hacia Butarque. Allí, los valorarán mucho, especialmente por conseguirlos fuera de casa y ante un rival directo. Al Rayo, en cambio, le toca mostrar personalidad y no hundirse por un mal partido. Ambos lo conseguirán. Os lo digo por experiencia…

Please reload

Please reload