© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

El Real Madrid se adelanta primero

January 24, 2019

 

 

REAL MADRID 4 - 2 GIRONA

 

ALINEACIONES 

 

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo; Casemiro (Marcos Llorente, m.59), Modric (Kroos, m.63), Ceballos (Isco, m.70); Lucas Vázquez, Vinicius y Benzema.

 

Girona: Iraizoz; Ramalho, Juanpe, Alcalá (Espinosa, m.46), Muniesa, Raúl García; Douglas Luiz, Granell, Borja García (Paik, m.59); Lozano (Portu, m.78) y Doumbia.

 

GOLES

 

0-1, m.7: Lozano. 

1-1, m.18: Lucas Vázquez. 

2-1, m.42: Ramos de penalti. 

2-2, m.66: Granell de penalti. 

3-2, m.77: Ramos. 

4-2, m.80: Benzema.

 

 

 

Febrero. La fecha marcada en rojo cada año en Concha Espina. Todo carbura, y se pone a punto para la fase final de cada temporada. Y este año no es una excepción. El Real Madrid se ha reencontrado consigo mismo y el Girona ha sufrido las consecuencias. 

 

La agonía por encajar ya no es una preocupación. Está en el último plano. El físico responde. Excepto en la banda izquierda, donde a Marcelo le queda trabajo por hacer. Aunque no fue por ahí, si no por la banda derecha donde llegó el primer gol de la noche. Lozano remató a placer un centro Carnero, que se encontró una autopista sin tráfico en la banda derecha del Madrid. 

 

Sin embargo, la alianza Álvaro-Lucas solventó su error igualando el partido. Odriozola apretó los dientes para ser el más rápido y buscó a Vázquez para completar la rápida jugada iniciada por Benzema. 

 

Con la sensación que el VAR perjudica, el árbitro no tuvo que recurrir a él para señalar penalti sobre Vinicius. Undiano Mallenco señaló, no sin el irónico sonido de viento del respetable, el punto de penalti por una falta de Lozano, quien nadie sabía porque estaba defendiendo ahí, al brasileño. Sergio Ramos se encargó de lanzar el penalti. No sin riesgo. Es Sergio. Volvió a probar suerte lanzándolo a lo Panenka, e Iraizoz no se lo adivinó. 

 

El Madrid recuperó el control. Benzema, tras el paso por los vestuarios, se topó con Iraizoz. Salvador, de nuevo. Y el Girona, con su bendita paciencia, encontró el momento. Bueno, más bien, se lo encontraron. Porque Nacho empujó a Llorente, Marcos levantó las manos y tocó el balón. Penalti. Granell definió perfectamente y marcó. Dos goles en dos tiros. 

 

El partido se tornó para los héroes. Y el Madrid tiene al suyo. Sergio Ramos tiró del equipo hacia arriba, y volvió a dar ventaja al Real Madrid. Su cabezazo, tras un centro de Marcelo, fue el punto de inflexión del equipo blanco. Benzema amplió una ventaja justa, para un partido de vuelta que debe clasificar al bando de Solari para la siguiente fase de la Copa del Rey.

Please reload

Please reload