© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Carbón por Reyes

January 6, 2019

REAL MADRID 0 - 2 REAL SOCIEDAD

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Ramos, Varane, Kroos, Benzema, Modric, Marcelo, Casemiro, Lucas Vázquez y Vinicius.

 

Real Sociedad: Rulli, Llorente, Illarra, Moreno, Oyarzábal, Januzaj, Willian, Aritz, Zurutuza y Muñoz.

 

GOLES

 

0-1: Willian José, de penalti (3').

0-2: Rubén Pardo (83').

 

 

 

 

Ni la magia de los Reyes regaló al Real Madrid la primera victoria del año. La desidia, la mala suerte y la negligencia arbitral fueron los ingredientes de un coctel explosivo, que manifestó el enfado del madridismo con su su equipo y la indignación con el arbitraje. 

 

Ni tres minutos señalaba el electrónico cuando Ramos se llevó las manos a la cabeza. Marcelo, con la única explicación de su estado de forma, erró en el pase que produjo el desequilibrio de Willian José y, seguidamente, el penalti de Casemiro. El propio Willian José transformó la pena máxima en gol. 

 

El inicio del Madrid fue regular. Intentó superar el mazazo con acciones individuales, sobretodo de Vinicius, que quizás fue el único que experimentaba algo y llegaba a buen puerto. Porque el resto se limitó a cambiar de lado el juego, sin encontrar el norte a la brújula del partido. Lucas se marchó expulsado, por una falta tonta en el centro que le costó la segunda amarilla en el minuto 61.

 

Isco entró con media hora por delante, pero la apatía y la mala suerte se unieron para chafar el buen hacer del malagueño. No se entiende que siga saliendo desde el banquillo. Porque aunque el Madrid se encontró con un muro en la portería visitante, Isco fue de lo mejor, y más aplaudido, del conjunto madrileño. 

 

Con él en el campo, Vinicius tuvo la más clara ocasión del Madrid. Rulli le tiró dentro del área, pudo tocar balón pero el VAR no apareció para certificar la decisión del árbitro. Instantes después, Rulli e Illarra salvaron del empate a los Txurri-Urdin. Rubén Pardo completó la buena actuación visitante, cruzando con la cabeza un centro de Willian José. La Real pudo hacer más grande el regalo, pero Willian José mandó a la grada el balón, cuando se encontraba solo ante la portería de Courtois.

 

Finalmente, la Real actuó de paje de los Reyes Magos dejando carbón en el Santiago Bernabéu, que se irá haciendo más grande si la desidia y el pasotismo continúan apareciendo en las filas blancas.

Please reload

Please reload