© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Contentos, pero no mucho

December 15, 2018

  • El Real Madrid, con una actuación mediocre, se lleva la victoria ante un Rayo combativo que tuvo el empate en el descuento

 

REAL MADRID 1-0 RAYO VALLECANO

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Courtois; Marcelo, Sergio Ramos, Varane, Carvajal; Llorente, Kroos, Modric (Valverde 90’); Lucas Vázquez, Asensio (Ceballos 70’), Benzema (Vinícius 77’).

 

Rayo Vallecano: Dmitrievski; Álex Moreno, Velázquez, Gálvez (Abdoulaye Ba 53’), Tito; Medrán (Bebé 53’), Imbula, Santi Comesaña, Álvaro García, Advíncula; Embarba (Álex Alegría 72’).

 

GOLES

 

1-0: Benzema 12’

 

 

 

Se fueron a juntar dos de los equipos que en peores momentos se encuentran. La diferencia está en que uno de ellos, al menos, gana. Y eso fue lo que pasó en el Bernabéu.

 

En un encuentro donde los dos equipos parecían competir por ver quién era el más inocuo de los dos, un magnífico pase de Lucas Vázquez puso a Benzema solo delante de Dimitrievski para hacer el único tanto del partido. Precisamente, esos dos hombres fueron de lo mejor del choque, cada uno en sus competencias. Al Rayo Vallecano le ganan los partidos con muy poco, y uno de los equipos que menos le ha generado es el Real Madrid de Solari. En concreto, esta derrota llegó tras solo cuatro disparos a puerta recibidos. Unos números demasiado bajos, incluso sonrojantes, para el club merengue, por mucho que el entrenador argentino se muestre satisfecho en rueda de prensa.

 

Todo lo contrario le ocurre a Míchel, quien siempre tiene que repetir la misma respuesta: "Jugamos bien y tuvimos nuestras oportunidades, pero volvimos a perder y tenemos que mejorar". Si el plan de Solari ha pasado por la conformidad y el dejar pasar el tiempo, el Rayo ha cambiado de sistema más veces hoy que en toda la temporada. La ausencia de Raúl de Tomás y, sobre todo, la fragilidad defensiva han hecho que Míchel saliese al campo sin delantero centro y con cinco defensas, además de Advíncula como extremo derecho. Esta última idea fue, en parte, para cubrir la electricidad de un Asensio que lo intentó pero que no estuvo para nada acertado. Dos claras ocasiones desperdiciadas por el balear evidenciaron que esta primera mitad de temporada no ha sido ni mucho menos la mejor.

 

Pero no todo son malas noticias. En el lado blanco, Benzema cuajó una actuación destacadísima, aunque tuvo que ser sustituido por un golpe, a priori, no muy importante. El francés aporta esa calidad y experiencia que ni Lucas, ni Vinícius ni Asensio tienen todavía. Sí la tiene Kroos, que hizo de mariscal del centro del campo, ayudado por un notable Llorente que parece hacerlo todo bien. En el lado rayista, la defensa ofreció una solidez inesperada y gratificante, bien por la acumulación de hombres atrás o bien por su saber hacer. Ambas, podríamos decir. Además, hoy dio la sensación de que, si hubiese contado con un último pasador más preciso, el Rayo podría haberse plantado alguna que otra vez solo ante Courtois. Motivos y argumentos en los que sustentar el mucho trabajo que falta por hacer.

 

Volvió perder el Rayo y ganó de nuevo el Madrid. Ninguno de los dos debe estar satisfecho con su momento futbolístico, pero sí esperanzados. Porque competir así acorta el camino a ganar, deben pensar por Vallecas, y porque ganar hace más sencilla la mejoría en el juego, dirán en Chamartín. Pero que no se quede solo en palabras...

Please reload

Please reload