© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

La suerte no sonrió a nadie en Montilivi

November 10, 2018

  • Girona y Leganés empatan a cero en un partido muy parejo donde las ocasiones fueron en el segundo tiempo

 

GIRONA FC 0–0 CD LEGANÉS

 

ALINEACIONES

 

Girona FC: Bono; Pedro Porro (Juanpe min.90), Ramalho, Bernardo, Muniesa, Planas; Pere Pons, Aleix García (Granell min.81), Borja García; Patrick Roberts (Choco Lozano min.56) y Stuani. 

 

CD Leganés: Cuéllar (Lunin min.85); Jonathan Silva, Siovas, Omeruo, Tarín; Ruben Pérez, Recio; Óscar, Eraso (Santos min.74), Ojeda (Nyom min.74); y Carrillo. 

 

 

 

La suerte sigue sin sonreír al Leganés fuera de casa. Bono y el palo evitaron el gol que hubiera desequilibrado un partido muy igualado. Ambos equipos dejaron todo para la segunda parte, ya que los catalanes no superaron las líneas de presión de los madrileños, pero no recibieron ocasiones en el primer tiempo. Con este resultado, el Girona se queda a la estela de Europa mientras que el Lega sigue marcando el descenso pero empata a puntos con el Athletic.

 

De la primera parte apenas podemos reseñar nada. El público se durmió en un primer tiempo en donde el empuje del Leganés duro apenas cinco minutos. El Girona entró en el partido algo tarde, pero a su rival no le había dado tiempo a crear nada. Los de Eusebio fueron generando pases ante la tenta mirada de una presión posicional por parte de los pepineros.  Roberts generó la única ocasión más peligrosa de los primeros cuarenta y cinco minutos con una acción individual, que terminó con un disparó que se marcho cerca del palo. 

 

El Leganés mejoró algo y los de Pellegrino vieron como el VAR, de forma correcta,  les anulaba por fuera de juego un gol de Carrillo. Sin embargo, el Girona reaccionó y mantuvo la iniciativa y control del balón, pero se topaba siempre con las líneas defensivas del Leganés. 

El marcador se fue sin goles al descanso.

 

En la segunda mitad el Leganés entró mejor. Pellegrino cambió al 3-5-2, lo que dios más verticalidad a las bandas con la aparición de Jonathan Silva y Ojeda. Muchas subidas de los carrileros generaban centros laterales o jugadas a balón parado. En un córner Carrillo estuvo a punto de marcar, pero su cabezazo se chocó con la cabeza de Tarín, lo que hizo que el balón se fuese por encima del marco de Bono.

 

Con la reacción de los madrileños, Eusebio decidió meter al Choco Lozano par dar vida al ataque catalán, aunque quien tuvo que aparecer en el Girona fue Bono tras una gran libre directo de Óscar. A los pocos minutos Stuani avisaría con un cabezazo desviados en unos momentos en que había un choque de equipos que estaban usando el 

mismo sistema de juego sobre el campo: el 3-5-2.

 

Cuando quedaban veinte minutos, el Girona se vino arriba y se estiró. De hecho, Stuani consiguió hacer gol tras un cabezazo suyo que rechazó Cuéllar, pero el rechace lo introdujo el propio delantero. Sin embargo, el colegiado lo anuló por falta a Omeruo. Viendo la mejoría de su rival, Pellegrino realizó un doble cambio introduciendo a Nyom y Santos para refrescar a la plantilla y quitar a jugadores amonestados. 

 

En el último tramo, el partido se rompió. El Girona seguía manteniendo las jugadas encadenas pero Jonathan Silva casi rompe el empate con un cabezazo que se estrelló en el palo. Esta subida de ritmo la paró un golpe de Pedro Porro y la lesión de Cuéllar, aunque el meta pudo continuar. Carrillo avisó con un cabezazo que se marchó alto y la réplica del Girona fue una doble ocasión en la que Choco Lozano estrelló el balón en el palo y el rechace, que se le quedó muerto a Stuani con la portería libre, también fue errado. Esa fue la última jugada que estuvo Cuéllar, ya que se retiró lesionado por Lunin.

 

El Lega tuvo el último arreó con otro aviso de Santos con un remate de cabeza en plancha al que Bono realizó un paradón. No hubo tiempo para más en un partido donde la suerte no sonrió a ninguno. 

 

No obstante, cabe destacar una mejoría del Lega en la segunda parte, aunque la tarea ofensiva y el ganar fuera de casa siguen pendientes para Pellegrino. Además, este resultado hace que el duelo ante el Alavés sea una final para evitar descolgarse de la pelea por la salvación.

Please reload

Please reload