© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Suárez exhibe los fantasmas del Real Madrid

October 28, 2018

FC BARCELONA 5 - 1 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Arthur (Arturo Vidal, min.84); Rafinha (Semedo, min.69), Suárez y Coutinho (Dembélé, min.74).

 

REAL MADRID: Courtois; Nacho, Ramos, Varane (Lucas Vázquez, descanso), Marcelo (Mariano, min.82);Casemiro, Kroos, Modric; Isco; Bale (Asensio, min.78) y Benzema.

 

GOLES

 

1-0. Min.11, Coutinho. 

2-0. Min.30, Suárez (p). 

2-1. Min.50, Marcelo. 

3-1. Min.75, Suárez. 

4-1. Min.83, Suárez. 

5-1. Min.87, Arturo Vidal.

 

 

Sin motivación. Sin rumbo. Sin base. Sin táctica. Y con inestabilidad dentro y fuera del grupo. El Real Madrid llegó al Camp Nou en tiempos tenebrosos y con cinco incendios por resolver, que pagó muy caro. 

 

El castigo fue acorde a los vaivenes que asolan Chamartín. A Lopetegui le queda grande el Real Madrid, porque intentó imponer respeto, pero eso se gana. El vestuario le arropó por sus problemas con la selección pero se quedó solo. Una figura autoritaria que quiso enfrentarse, y dominar, a los mayores reyes de Europa. Pero se estrelló. 

 

Coutinho imprimió el primer golpe a la moral madridista cuando apenas corrían los primeros compases del partido. Un golpe que dejó tocado al Madrid, pero no hundido. Siguió luchando el club madrileño, pero el Barcelona fue mejor. Imperó la lógica, la estabilidad se abrió hueco y la rutina apareció. Varane llegó tarde, otra vez, para cometer un nuevo penalti, esta vez sobre Luis Suárez, que el uruguayo se encargó de anotar para firmar el primero en su cuenta goleadora. 

 

Courtois evitó el trastorno blanco antes del descanso, con una espectacular parada, pero cuando las cosas no salen, no salen. Varane se tuvo que quedar en el vestuario, salió Lucas en su lugar para correr por la banda, cambiando el sistema -si es que tiene alguno definido- del Madrid. En la confusión, por el cambio de juego, Marcelo aprovechó para llegar y acortar distancias. Modric pudo lograr el empate en los mejores minutos del Real Madrid, pero el Barcelona se reagrupó y volvió a demostrar que es un equipo. Suárez respondió a la ocasión de Benzema con un remate de delantero puro, de ‘9’, y fulminó al conjunto visitante. Y a su entrenador. 

 

Los últimos minutos fueron un festival en la Ciudad Condal. Suárez completó su hat-trick, gracias a un error de Ramos; y Vidal hizo sangre con un remate de cabeza que hacía el quinto y certificaba un correctivo legendario -sin Messi de por medio- al eterno rival. Todavía hubo tiempo para que Courtois demostrase su valía, y para que Marcelo se rompiese sin nada en juego. En definitiva, el espíritu de Halloween dio fe del fantasmagórico futuro del Real Madrid.

Please reload

Please reload