© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Su mejor versión no basta

October 25, 2018

 

RAYO VALLECANO 1-1 ATHLETIC CLUB

 

ALINEACIONES

 

RAYO VALLECANO: Alberto García; Álex Moreno, Amat, Gálvez, Advíncula; Santi; Kakuta (Álvaro García 61’), Pozo (Álex Alegría 73’), Imbula, Embarba (Bebé 90’); Raúl De Tomás.

 

ATHLETIC CLUB: Iago Herrerín; Yuri, Nolaskoain, Íñigo Martínez, De Marcos (Capa 76’); Unai López, Dani García (San José 66’), Muniain; Williams (Raúl García 45’), Aduriz, Susaeta.

 

GOLES

 

1-0: Pozo 23’

1-1: Muniain 66’

 

 

Vallecas disfrutó ayer de un fútbol de primer nivel. Un choque de los que se deben enseñar a aquellas personas que quieran aficionarse al deporte rey. En clave Rayo, la victoria sigue sin llegar, pero sin duda, este es el camino.

 

El Rayo Vallecano completó, sin duda, sus mejores primeros 45 minutos de toda la temporada. Además, realizó el que es, probablemente, su mejor partido hasta la fecha. La conjura tras el partido ante el Getafe parece haber sentado muy bien en el vestuario rayista. Míchel sabe que cuenta con el total apoyo de la afición y con la entrega de toda su plantilla. En la rueda de prensa previa a este encuentro, dijo sentirse capacitado y seguro de lo que hace. Desde luego, esas palabras no fueron en balde. Se ha notado un cambio en el equipo. Ahora sí parece aquel Rayo que deslumbró por los campos de Segunda División. Aquel Rayo que salió campeón en una temporada en la que se veían más rayos de tormenta que de sol.

 

Ayer, la luz llegó a Vallecas en forma de varios jugadores. Uno de ellos fue el goleador, José Ángel Pozo. El malagueño tiene una calidad innegable en sus botas, pero no ha tenido demasiada continuidad en el día a día del Rayo Vallecano. Su titularidad la provocó la sanción a Óscar Trejo, y le sustituyó de manera notable. Por otro lado, Santi Comesaña volvió a demostrar que es uno de los jugadores más versátiles de la plantilla. Ya lo dijo el propio Míchel: “Santi ha jugado un partidazo, pero esto ya no es nuevo. Es un ‘6’, un ‘8’ y un ‘10’ a la vez. Es fantástico”.

 

El cambio de dinámica del partido tiene nombre y apellidos: Raúl García Escudero. El navarro es un sistema ofensivo por sí mismo. Sembró el caos en el área rayista durante toda la segunda parte. Es un jugador fundamental en el Athletic. Pero también lo fue en el Atlético de Madrid bajo las órdenes del Cholo Simeone. Eso habla de su increíble capacidad de trabajo, sacrificio y entrega. Raúl García contagia su espíritu competitivo a sus compañeros, y le exige a su defensor, como mínimo, el mismo nivel de lucha que él impone. Ahí ha estado la clave de la mejoría del Athletic en la segunda parte: los defensores rayistas no estaban preparados para hacerle frente a un martillo como el que han tenido delante. Más cuando el Athletic de Berizzo propone tantos duelos individuales.

 

Un partido tan bueno del equipo rayista se le fue por los malditos pequeños detalles. A pesar de la mejora defensiva, el marcador volvió al empate por un gol de esos que dan rabia y que no se olvidan con facilidad. De esos goles, que se marcan en uno de cada cien partidos. Ayer, le tocó al Rayo encajarlo. Por otro lado, el que habría sido el cuarto gol de RDT esta temporada fue revisado y anulado por el VAR. Todo eso sumado a las imprecisiones en ataque y las malas decisiones en el último pase, evitaron la primera victoria rayista en Vallecas.

 

Parece que el Rayo ha despertado. Esta última actuación ha llenado los depósitos de moral del vestuario, pero el del casillero sigue siendo demasiado escaso. Aun así, este es el camino a seguir. Próxima parada, Montilivi.

Please reload

Please reload