© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

El VAR vuelve a ser protagonista en el Santiago Bernabéu

September 22, 2018

Un Asensio silencioso, el VAR de protagonista y un Espanyol desaparecido en combate
han provocado que los tres puntos se quedaran en Chamartín.

 

REAL MADRID CF 1-0 RCD ESPANYOL

 

Alineaciones
 

Real Madrid: Courtois, Nacho, Varane, Sergio Ramos, Odriozola, Isco,
Ceballos, Modric, Casemiro, Asensio y Benzema.

 

Espanyol: Diego López, Naldo, B. Iglesias, Didac, Javi López, H. Pérez, Piati,
Marc Roca, Hermoso y Granero.

 

Goles

1-0: Asensio (41’).

 

 


 

Los de Julen terminaron el encuentro pidiendo la hora. Con la baja de Carvajal, ha
llegado la hora de ver a Odriozola debutando en liga. El joven lateral ha cumplido en la
defensa, incluso en el ataque, donde le hemos podido ver subir bastantes veces la banda
y creando peligro.

 

El encuentro había comenzado decantado para los blancos, pero con Carvajal, Kroos,
Bale y Marcelo fuera del terrero de juego el partido no iba a estar tan rodado como
vienen acostumbrándonos. El Real Madrid se llevó los tres puntos con un marcador
bastante ajustado, a pesar de haber embestido continuamente el área perica.

 

El primer tanto llegaría de las botas de Asensio, para no perder la costumbre. El
mallorquín, con un disparo con sello propio batía al cancerbero, pero el colegiado
decidió anularlo por posible fuera de juego. Tras unos instantes de suspense, y con el
VAR de protagonista, Mateu daba el gol por válido.
Lo blancos se iban al vestuario con un pobre marcador, y así ha seguido todo el partido.

 

A pesar de las continuas llegadas a portería rival, no conseguían finalizar. Esto provocó
que los últimos 20 minutos el Espanyol levantara cabeza y comenzara a crear cada vez
más peligro, pero se chocaban con una defensa que mejora partido a partido.

 

Lopetegui tiró de los jóvenes Lucas y Mariano, retirando a un Benzema aparentemente
lento y sin fuerzas en la segunda parte. La única llegada de los pericos a portería vino de
las botas de Borja Iglesias, que estrelló el balón en el larguero.

 

Los blancos no se asemejaban ni de lejos a los del encuentro ante la Roma. Se llevaron
la victoria, sí, pero en el verde reinó en cansancio y en los últimos minutos se podría
decir que el pasotismo.

 

Ya en rueda de prensa, Lopetegui reconoció el bajón de los suyos en los últimos
compases: “En los últimos 15 minutos nos ha faltado control y se ha notado el
cansancio y el desgaste físico”.

Please reload

February 21, 2020

Please reload