© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

El Real Madrid golea con dos penaltis al Girona en su casa

August 29, 2018

GIRONA 1-4 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

Girona: Bono; Pedro Porro (Aday Benítez, m. 77), Bernardo Espinosa, Juanpe, Marc Muniesa; Pere Pons (Aleix García, m. 69), David Timor, Àlex Granell; Portu, Choco Lozano (Cristhian Stuani, m. 57) y Borja García.

 

Real Madrid: Keylor Navas; Dani Carvajal, Sergio Ramos, Nacho Fernández, Marcelo (Raphaël Varane, m. 59); Toni Kroos, Casemiro, Isco (Luka Modric, m. 75); Gareth Bale (Lucas Vázquez, m. 86), Karim Benezma y Marco Asensio.

 

GOLES

 

1-0: Borja García (min 16).

1-1: Sergio Ramos, de penalti (min 38).

1-2: Karim Benzema, de penalti (min 50).

1-3: Gareth Bale (min 58).

1-4: Karim Benzema (min 80).

 

 

 

Parece que tanto el Madrid, como su afición se han olvidado de Cristiano y de la posible llegada de Mbappe a la capital, y gran parte de culpa la tiene la delantera “BBA” que está rindiendo mucho más de lo esperado. Asensio, titular indiscutible por ahora para Lopetegui, provocó dos penaltis que le dieron alas a un Real Madrid que no se encontraba cómodo en una primera parte donde reinó la igualdad en el verde.

 

El Girona quería llevarse la victoria, y no iba a ponérselo nada fácil a los merengues. La lata la abrió Benzema con un gol que finalmente fue anulado por fuera de juego. Tras esto, la voz cantante la llevarían los locales, controlando el balón y llegando continuamente al área de Keylor, pasando por una defensa que no destaca por su estabilidad estos primeros compases de la temporada.

 

Poco aguantó el Madrid, sin una clara estabilidad en la medular, la presión del Girona que fue, esta vez sí, el encargado de inaugurar el marcador en el minuto 17 con un disparo de Portu que rechazó Nacho, sin suerte, cayendo el balón en los pies de Borja que lo estrelló sin piedad por la escuadra.

 

El Madrid se limitó a poner balones centrados al área sin peligro alguno. Poco a poco el Girona echó dos pasos atrás y esto le dio vida a los blancos para aumentar la posesión monopolizando el juego y llegando cada vez con más peligro. Tras varios disparos y rechaces en el área de Bono, el balón cayó en los pies de balear sobre el que Muniesa cometió un claro penalti. El capitán, encargado de lanzar la pena máxima desde la salida del astro portugués, no falló y empató el partido a tan solo 6 minutos del descanso.

 

Tras el intermedio, poco aguantó así el marcador, cuando en el minuto 50 Pere Pons cometió el segundo penalti sobre Asensio. El delantero francés fue esta vez el encargado de batir a Bono y así adelantar al Madrid en el electrónico.

 

Eusebio quiso ir a por el empate sustituyendo a Lozano por Stuani, pero poco le sirvió este movimiento cuando Isco puso un balón a Bale que tras una galopada aprovechando su velocidad superó sin dificultad alguna a Muniesa. Bono salió para achicarle el ángulo, pero el delantero gales encontró el hueco perfecto para cruzar el balón al segundo palo y marcar el tercero del Madrid y el segundo de su cuenta personal en lo que llevamos de temporada.

 

Y es que a Lopetegui no le tembló el pulso al mover el banquillo quitando a Marcelo, que hacía aguas por su banda izquierda, para dar entrada a Varane y trasladar a Nacho a la posición de Marcelo. Decisión que pareció dar sus frutos ya que Portu dejó de hacer daño por ese costado.

 

El Girona se le veía fuera del partido, y el Madrid no paraba de crear ocasiones del peligro. El VAR vio la luz en el minuto 80 con un gol de Benzema en posible fuera de juego, pero este si subió al marcador para terminar de sentenciar el partido.

Please reload

Please reload