© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Recortando distancias

April 25, 2018

REAL MADRID 81-74 PANATHINAIKOS SUPERFOODS ATHENS

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Causeur (4), Doncic (7), Ayón (8), Thompkins (5), Taylor (8) -titulares-, Randle, Randolph (8), Fernández (9), Reyes (5), Carroll (17), Tavares (2), Llull (8).

 

Panathinaikos Superfoods Athens: Singleton (6), Rivers, James (14), Gist (15), Calathes (26) -titulares-, Payne, Pappas, Denmon (3), Vougioukas (2), Gabriel (2), Lojeski (3), Antetokounmpo (3).

 

 

 

 

El Real Madrid consiguió vencer al Panathinaikos Superfoods Athens por 81-74, los blancos, de esta forma, ponen el 1-2 en la eliminatoria, a solo una victoria de poder clasificar para la Final Four. Los 26 puntos de Calathes no fueron suficientes para vencer en Madrid.

 

Nervios a flor de piel. Gritos. Ruido. Pero todo eso sabía a poco. Y es que no era para menos, volvía Sergio Llull, volvía el líder, volvía el signo más icónico del madridismo en los últimos años. La presentación del encuentro ya daba una idea de lo que iba a ser el partido: todo un espectáculo.

 

El Real Madrid comenzaba asestando el primer golpe del partido con un parcial de 5-0 de inicio. Pero Calathes, el mejor jugador del primer partido de la eliminatoria, se encargó de empatarlo a 5. Ningún equipo iba a regalar un solo punto. Los griegos comenzaron, tras unos pocos minutos, a presionar la salida de balón; los españoles, por su parte, forzaron cinco faltas de sus rivales a falta de cuatro minutos para el final del primer parcial.

 

Y llegó el momento. A 2.45 del final del primer cuarto entró Sergio Llull. Todo el Palacio se llenó de aplausos, todo el Palacio entró en júbilo. Y todavía con la euforia en el cuerpo, Rudy Fernández cerró el primer cuarto con un triple sobre la bocina que ponía el 17-17.

 

Los blancos estuvieron mejor plantados que sus rivales en el segundo cuarto y realizaron un parcial de 7-0 para poner el 26-20, gracias sobre todo a su lucha por el rebote defensivo. Pero, otra vez, los pupilos de Xavi Pascual volvieron a empatar, dejando claro que no iban a bajar los brazos tan fácilmente.

 

Y tras múltiples empates, la primera parte tocaba a su fin. Los locales aprovecharon una falta técnica pitada a Xavi Pascual para poner el +6 (40-34). Calathes y James, tal como se esperaba, eran los líderes de su equipo; mientras que Randolph lideraba a los suyos, con 8 puntos.

 

Los capitalinos se empezaban a distanciar en el tercer cuarto, gracias a Ayón, que fue fundamental en el parcial de 6-0 de inicio. Después, Doncic atraparía su octava asistencia y daría una asistencia a Ayón que ponía el +13, la máxima hasta el momento (50-37, min. 25). Sin embargo, a falta de los diez últimos minutos, el resultado era de un 57-53.

 

Calathes se echó el equipo a la espalda, con 21 puntos a falta de 6.30 para el final y poniendo a su equipo a tan solo tres puntos por debajo en el marcador (62-59). Y tras tres cuartos y medio, llegó la primera canasta de Llull tras su lesión.

 

Dos triples consecutivos de Llull provocaron que se cayera el pabellón. El escolta consiguió poner el 70-63 a falta de tres minutos y medio, despertando a la afición madridista y complicándoles las cosas a los verdes. Pero entonces llegó Mike James, que estuvo desaparecido durante gran parte del partido, para anotar el triple que empataba el encuentro (70-70, min. 38).

 

El partido se fue calentando a medida que se acercaba al final, y prueba de ello fueron las dos antideportivas pitadas a Ayón y a Singleton. Pero llegó Carroll y salvó los muebles del equipo realizando un 3+1 (77-72). Finalmente, la victoria se quedó en casa. El Real Madrid venció por 81-74, poniendo el 1-2 en una eliminatoria llena de igualdad.

Please reload

Please reload