© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

El Real Madrid vence sin complicaciones

April 15, 2018

MONTAKIT FUENLABRADA 75-90 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

Montakit Fuenlabrada (22+13+13+27): Vargas (6), Cruz (15), Eyenga (17), Smits (11), Olaseni (8) -quinteto inicial-, Karnowski (2), O'Leary (9), Llorca (2), Rupnik (5) y Llorente.

Real Madrid (23+17+30+20): Doncic (17), Carroll (8), Taylor (10), Randolph (16), Tavares (7) -quinteto inicial-, Ayón (14), Yusta, Thompkins (8), Causeur (6), Radoncic (4) y Pantzar.

 

 

 

El Real Madrid consigue vencer por 75-90 al Montakit Fuenlabrada, en un derbi lleno de igualdad en la primera parte, pero que tocó a su fin con una gran segunda parte (y un 13-30 en el tercer cuarto) de los visitantes. Doncic, Randolph y Ayón, los mejores en los ganadores. 

 

Los blancos comenzaron fuertes, con un parcial de inicio de 0-5, pero los fuenlabreños respondieron con un parcial de 4-0. El punto fuerte de los visitantes se hallaba en Tavares, el pívot consiguió sacar muchos puntos, faltas y rebotes a sus rivales, lo que provocó que, a falta de seis minutos para el final, los madridistas ya iban ocho arriba (6-14).

 

Pero, cosas de los fuenlabreños en esta temporada: no se dan por vencidos nunca. Los locales consiguieron hacer un parcial de 9-0 para cambiar el marcador (15-14). El resultado del primer cuarto sería de un 22-23, Tavares y Cruz, ambos con 7 puntos, eran los más destacados hasta el momento.

 

Los jugadores de Pablo Laso comenzaron a presionar más en defensa en el segundo cuarto y los rojos estuvieron hasta dos minutos sin anotar, anotando solo cuatro puntos en cinco minutos. Néstor García cambiaría esta situación pidiendo tiempo muerto: los locales realizarían un 5-0 y empatarían el partido a 31 a cuatro minutos del fin de la primera parte.

 

El resultado al descanso sería de un 35-40. La igualdad de ambos equipos era tal en la primera parte que hubo hasta ocho alternancias en el marcador y tres empates. Ayón, el que más anotó en los veinte minutos, con doce tantos, diez de ellos en el segundo cuarto. Un dato que destacar es que ambos equipos no estaban acertados desde el triple: fallaron un total de 16 tiros de veinte posibles (3/13 los fuenlabreños; 1/7 los madridistas).

 

Y en un abrir y cerrar de ojos, los blancos se encargaron de eliminar esa igualdad, con un parcial de salida de 2-9, obligando a su rival a pedir tiempo muerto (37-49, min. 23). Después, lloverían las canastas por parte de ambos equipos: triples, puntos en la zona y a media distancia hacían un resultado de 45-57 a falta de cinco minutos para el final del parcial.

 

Tapón de Tavares, canasta poco estilística de Randolph y… +21. Los blancos ya ponían su máquina a engrasar, consiguiendo un parcial de 0-9, poniendo un marcador de 45-66 a falta de dos minutos para finalizar el cuarto.

 

El resultado, al final del cuarto, sería de un amplio 48-70. Fue un cuarto rápido, en el que ambos equipos solo cometieron cinco faltas en total y en el que el fallo de los locales fue clave (20/53). Tavares con tres tapones fue el líder de la defensa de los merengues.

 

Los fuenlabreños creyeron en la remontada y llegaron a ponerse a solo doce puntos por debajo (15-5 de parcial), pero el último cuarto no tuvo más historia. Eyenga, Cruz y Smits se llevaron el equipo a su espalda, pero no fue suficiente para vencer a un Real Madrid que estuvo mejor plantado en la segunda parte.

 

El Real Madrid consiguió vencer por 75-90 al Montakit Fuenlabrada, en el último partido de los visitantes antes de enfrentarse al Panathinaikos. El Fuenla vuelve a caer y se aleja un poco más de los puestos de playoffs, con su décimo tercera derrota.

 

 

Please reload

Please reload