Una clasificación sin mucho esfuerzo

April 8, 2018

REAL MADRID 78–65 MONBUS OBRADOIRO

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Randolph (6), Doncic (10), Carroll (22), Tavares (4), Taylor (6) -titulares-, Randle (6), Fernández (3), Radoncic (3), Reyes (4), Ayón (6), Yusta (8). No jugó Causeur.

 

Monbus Obradoiro: Llovet (4), Pustovyi (7), Thomas (7), Bendzius (14), Pozas -titulares-, Sàbat, Simons (3), Radovic (9), Spires (7), Navarro (5), Corbacho (3), Laksa (6).

 

 

 

El Real Madrid consiguió vencer al Monbus Obradoiro 78-65, en un partido sin muchas luces, en el que el tercer cuarto de los gallegos fue clave, ya que solo anotaron 10 puntos, y en el que sobresalió Carroll, con 22 puntos. De esta forma, los de Pablo Laso consiguen la clasificación matemática para los playoffs de la Liga Endesa.

 

Los blancos, con un 6/19 en triples, no tuvieron su mejor partido, estuvieron muy espesos tras jugar su segundo partido en menos de dos días, pero su rival estuvo peor (9/33 en tiros exteriores, y solo diez puntos anotados en el tercer cuarto) y eso certificó la victoria de los locales. 

 

Los capitalinos comenzaron el partido con falta de oxígeno, ya que hacía menos de 48 horas que jugaron (contra el Brose Bamberg, en el último partido de la fase regular de la Euroliga), y eso provocó muchos fallos, fallos que supieron aprovechar los gallegos para imponer la primera gran ventaja del partido (8-18, min. 8).

 

Los locales estaban tan mal, que llegaron a perder hasta cinco balones, pero consiguieron despertar a tiempo, con un acertado Carroll que anotó diez puntos y que puso a los suyos por delante al final del cuarto, el resultado: un 19-18.

 

Los blancos tuvieron un mejor inicio de la segunda parte. Los menos habituales, Yusta y Randle, comenzaron a hacer el trabajo suyo y, en un abrir y cerrar de ojos, los de Pablo Laso ya iban cinco arriba (29-24, min. 16).

 

Y las tornas cambiaron. El Obradorio comenzaba a estar más espeso, le costaba más atacar y eso se reflejó en el marcador (38-28, min. 19). La primera parte terminaría con un resultado de 40-32. El Real Madrid realizó un 21-14 de parcial en el segundo cuarto que tenía como mención especial a Randle, que anotó seis puntos en el cuarto y que comenzaba a tomar relevancia en el partido.

 

Y sin mucho esfuerzo, los madridistas comenzaban más entonados la segunda parte y se imponían con facilidad (49-35). Los jugadores de Moncho Fernández veían el aro como si de la cabeza de una aguja se tratara, y eso se traducía en que solo anotaran 5 puntos en siete minutos del tercer cuarto.

 

El Real Madrid subió una marcha más y aplastó a su rival. A falta de los diez últimos minutos, los blancos lideraban por 62-42, Carroll, con 17 puntos, era el mejor, aunque todos los jugadores locales aportaron; la laguna anotadora de los visitantes fue clave, ya que solo anotaron diez puntos en un cuarto para olvidar.

 

El último cuarto fue un trámite, en el que los gallegos maquillaron el resultado (69-58), pero poco más se pudo hacer y la victoria se quedó en casa, el resultado final fue de un 78-65, con Carroll como máximo anotador, con 22 puntos.

 

El Real Madrid conseguía la victoria número 23 en Liga Endesa y se ponía a cuatro victorias de ventaja sobre el segundo, el Baskonia. El Obradoiro, por su parte, caía por décimo quinta vez esta temporada, colocándose en la perfecta definición de mitad de tabla (a cuatro de ventaja del descenso, y a cuatro de acercarse a playoffs).

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.