© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Victoria coral para empezar la segunda vuelta

January 5, 2018

 

REAL MADRID 93–81 MACCABI FOX TEL AVIV

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Causeur (7), Campazzo (13), Yusta (7), Tavares (10), Thompkins (10) -titulares-, Rudy (6), Doncic (11), Maciulis (8), Reyes (14), Carroll (4), Taylor (3). No jugó Randle.

 

Maccabi Fox Tel Aviv: Roll (4), Bolden (3), Parakhouski (16), Zoosman (9), Jackson (29) -titulares-, Kane (9), Tyus (9), Dibartolomeo (2), Cohen. No jugaron Mashour ni Segev.

 

 

 

 

El Real Madrid consiguió la décima victoria en Euroliga, tras vencer al Maccabi Fox Tel Aviv por 93-81, en un partido en el que todos los jugadores blancos que disputaron un minuto anotaron. Jackson, con 29 puntos, no consiguió premio.

 

Los visitantes comenzaron calientes. Anotaron tres triples que les ponían 7 arriba en solo tres minutos de juego (4-11). Después, Yusta, irónicamente, con un triple acercaba a los locales (11-14, min. 5); y más tarde dos triples consecutivos de los blancos les volverían a acercar, tras un momento de sequía anotadora (21-26, min. 9). El resultado al final del primer cuarto sería de 25-26. El primer cuarto tuvo mucho espectáculo, como el parcial final blanco de 10-0 para ponerse a tan solo uno abajo (25-26), o los seis triples anotados por los de Spahija, con Jackson entonado, que anotó nueve puntos.

 

Los capitalinos se pusieron en bonus en menos de tres minutos del segundo cuarto (mientras que en los de morado solo habían cometido una falta), pero el partido se mantenía parejo (30-30, min. 13). La igualdad se mantendría durante todo el cuarto, de forma que la primera parte finalizaría con un 48-50.

 

Una primera parte con 98 puntos anotados entre ambos equipos, haciendo que la defensa brillase por su ausencia. El dúo Parakhouski-Jackson, lo más destacado de los de Spahija, ambos con 14 puntos; mientras que, en los jugadores de Pablo Laso, todos los que jugaron anotaron, a excepción de Rudy Fernández.

 

En los cuatro primeros minutos del tercer cuarto, solo anotarían cuatro puntos cada equipo, reduciendo la abusiva producción ofensiva que estaban realizando (52-54). Pero Campazzo, con dos triples, volvió a calentar el encuentro (61-54) y, después, Carroll culminaría un parcial de 15-0, que ponía el +13 local en el marcador (67-54, min. 26).

 

Acciones como los dos gorros de Tavares o la dirección de Campazzo, dejaban el resultado, a falta de los diez últimos minutos, de 69-60, en un parcial de 21-10. La clave de que los visitantes solo anotaran diez puntos fue que los locales atraparon 15 rebotes en el tercer cuarto, realizaron cuatro tapones y robaron dos balones.

 

Los blancos comenzaron mejor y dejaron prácticamente resuelto el encuentro. Dos triples consecutivos de Rudy Fernández concluían otro parcial, este de 15-5, para poner el +20 (82-62, min. 34). El partido se redujo (84-71) y Felipe Reyes cometió la quinta falta, pero la victoria se quedó en casa. El Real Madrid consiguió vencer por 93-81 en una victoria coral. Los blancos seguían subiendo puestos, consiguiendo la décima victoria en Euroliga.

Please reload

Please reload