© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Doncic gana un clásico lleno de tensión

December 14, 2017

REAL MADRID 87–75 FC BARCELONA LASSA

 

ALINEACIONES:

 

Real Madrid: Fernández (10), Campazzo (10), Tavares (3), Thompkins (12), Taylor (6) -titulares-, Causeur (6), Randle, Doncic (16), Maciulis, Reyes (14), Carroll (10). No jugó Radoncic.

 

FC Barcelona Lassa: Seraphin (6), Hanga (5), Heurtel (11), Koponen, Moerman (4) -titulares-, Ribas (5), Pressey (6), Navarro (7), Oriola (11), Sanders (8), Claver, Tomic (12).

 

 

 

 

El Real Madrid consigue vencer en el segundo clásico de la temporada por 87-75. El buen hacer de Tomic, Heurtel y Oriola no se vio recompensado; mientras que Luka Doncic dejó detalles de excelencia que deleitaban a todos los aficionados como un triple desde su propio campo, o la jugada de highlight que realizó sobre Claver.

 

Luka Doncic, otra vez, fue el mejor en los blancos con 16 puntos, 7 asistencias, 6 rebotes y 26 créditos de valoración. El base lideró al Real Madrid para conseguir su sexta victoria y ponerse con un balance de 6-6; mientas que el Barcelona Lassa cae por octava vez en la Euroliga.

 

Tras dos minutos de encuentro, Hanga sería el primer jugador en anotar en el clásico, respondido por ocho puntos consecutivos de Campazzo (8-4, min. 5). El base argentino anotó más puntos que todo el Barcelona Lassa en 7 minutos de cuarto. Pero después, Oriola pondría a los blaugranas por delante en el marcador (10-11, min. 8).

 

Y las cosas se pusieron tensas entre los bases, Pressey tenía la misión de defender a Doncic (mejor valorado y máximo anotador de la competición) y lo hizo duramente. El resultado: en el primer cuarto, Pressey dejó al esloveno en un solo punto. El primer cuarto acabaría con el pobre resultado de 15-15. Muchos nervios y poco acierto en un cuarto en el que Campazzo anotó más de la mitad de los puntos de los blancos.

 

Pero el desacierto del primer cuarto se convirtió en acierto en el inicio del segundo, con dos triples anotados de dos intentos y hasta 10 puntos anotados en menos de un minuto y medio. Después, pitarían una falta técnica a los visitantes y Felipe Reyes realizaría un 2+1 que ponía al Barça en bonus cuando solo habían transcurrido dos minutos y medio de cuarto.

 

Los blancos aprovechaban esta desventaja para hacer un parcial de 8-0 (28-22). Y momentos después, Doncic empezaría a distanciar a los suyos desde el triple, primero él anotó uno, después asistió a Thompkins en otro (37-28, min. 16).

 

Sin embargo, Rudy sería penalizado con dos faltas (una técnica y una personal), acercando a los visitantes a dos puntos, con un 40-38, el que sería el resultado al descanso. Doncic, con 8 puntos en el segundo cuarto, ya era el mejor en los blancos, con 9 puntos, 5 asistencias y 15 de valoración. La nota negativa en los blancos la daba Thompkins, que solo anotó un triple de 5 intentos.

 

Y precisamente sería Thompkins el que anotaría un triple que imponía la barrera de los diez puntos (48-38), que, además, realizaba un parcial de 8-0 de inicio en tres minutos de un tercer cuarto en el que los catalanes no habían anotado. Los blancos terminarían por imponerse en el final del tercer cuarto (68-52), con un detalle de calidad de Luka Doncic, que terminó el cuarto con 14 puntos. El base esloveno anotó un triple inverosímil, un triple desde más lejos del centro del campo que levantaba a toda la afición local.  

 

Y el mismo Doncic realizó un mate que hacía el 70-52 al inicio del último cuarto. La tensión era más que palpable, como lo demostró el enfrentamiento entre Campazzo y Navarro, que se saldó con técnicas para ambos, y la expulsión del base local. La amplia ventaja blanca se vio reducida a menos de nueve puntos, en un gran parcial de los visitantes, apoyados, sobre todo, en Hanga, Oriola y Tomic.

 

Doncic mantendría la barrera de los diez puntos (82-71, min. 37) en una jugada de Highlight. Como si no hubiera suficiente tensión en el encuentro, Luka consiguió romper a Claver para poner más leña al fuego. Esto provocó que los visitantes realizaran defensas de dos contra uno cada vez que el esloveno tenía el balón.

 

Pero cualquier intento del Barcelona Lassa de reducir la desventaja fue en vano y la victoria se quedó en Madrid. Los blancos vencieron por 87-75, en un clásico lleno de tensión y espectáculo a partes iguales.

Please reload

Please reload