© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

MVP Doncic

November 16, 2017

REAL MADRID 89-57 UNICAJA

 

ALINEACIONES:

 

Real Madrid: Causeur (5), Doncic (13), Maciulis (7), Campazzo (8), Tavares (8) -titulares-, Fernández (14), Radoncic, Reyes (7), Carroll (17), Thompkins (5), Taylor (5). No jugó Randle.

 

Unicaja: McCallum (4), Salin (3), Milosavljevic (10), Shermadini (3), Brooks (7) -titulares-, Soluade (2), Díaz (10), Díez (6), Waczynski (4), Augustine (1), Suárez (1), Musli (6).

 

 

 

El Real Madrid consiguió la quinta victoria en Euroliga tras vencer al Unicaja por 89-57, con una colosal actuación de Luka Doncic, que recibió el premio al mejor del mes de octubre en Euroliga, y que rozó el triple doble, con 13 puntos (6/9 en tiros de dos, ningún triple anotado), 10 rebotes y 6 asistencias, y 28 créditos de valoración, y todo esto sin jugar el último cuarto.

 

El partido todavía no había comenzado y Luka Doncic ya era el protagonista: recibía el premio al mejor jugador del mes de octubre en la Euroliga. Y, además, anotaría los primeros dos puntos del equipo.

 

Había un duelo claro en la pintura: Tavares y Shermadini. Tavares le estaba ganando la partida a su rival, con cuatro puntos y provocando que el jugador cajista tuviera dos pérdidas. Pero tuvo que salir del juego porque el pívot blanco cometió su segunda falta. Esto creó un problema, ya que Pablo Laso sacó a Felipe Reyes y, en menos de un minuto, cometió su primera falta. Sin embargo, el primer cuarto terminaba con dominio local: 19-12, en un juego parejo y distribuido.

 

Thompkins anotaba un triple que ponía el +10 en el segundo cuarto (22-12, min. 11), y se llegaron a distanciar a 15 (35-20). La segunda parte tuvo un claro dominante, que era el Real Madrid. Defensivamente, dejó que su rival anotara solo 10 puntos en ocho minutos, mientras que, ofensivamente, anotaron 19 a falta de un minuto y medio para el descanso. Esto hacía que los blancos lideraran por 15 puntos (40-25, min. 19). Al descanso, el resultado era de 40-27.

 

En ocho segundos del tercer cuarto Tavares cometió su tercera falta. Y, después de algo más de minuto y medio en blanco, llegó la primera canasta del cuarto, y era cajista. Pero los locales respondieron con un parcial de 7-0, coqueteando con la barrera de los 20 puntos (47-29). Y, otra vez, Tavares a 4.30 del final del cuarto realizó la cuarta falta, un problema para Pablo Laso, que prácticamente perdía al jugador en este tercer cuarto.

 

Pero Taylor con un mate de concurso y Doncic con un dos más uno, pusieron el 56-35. Maciulis y Carroll continuaron la fiesta blanca (61-38). Dos robos consecutivos de Campazzo demostraban que el Real Madrid estaba tanto en ataque como en defensa. El tercer cuarto terminaba con un 62-38. Los locales realizaron un parcial de 22-11 que reflejaba el buen hacer del Real Madrid, y culpa de ello la tenía Luka Doncic, que llevaba ya 13 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias y 28 créditos de valoración, y que no jugaría el último cuarto.

 

Los blancos seguían entonados en el último cuarto y se acercaban a la treintena de diferencia (70-42, min. 33). Y Carroll lo consiguió. El alero blanco puso el +34 desde el triple (86-52, min. 38), en un partido ya sentenciado en el que la afición sonreía y veía luz al final del túnel, ese túnel que han sido estos últimos 6 partidos de los cuales solo han conseguido dos victorias.

 

Tavares terminó eliminado tras realizar su quinta falta, pero eso ya no importaba. El Real Madrid consiguió su quinta victoria en Euroliga (5-3), tras vencer a un Unicaja desaparecido por 89-57. De esta forma, los cajistas cayeron por quinta vez en la competición (3-5).

 

Please reload

Please reload