© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Nubes blancas

August 21, 2017

RC DEPORTIVO 0 - 3 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

Deportivo Coruña: Rubén; Juanfran, Schar, Sidnei, Luisinho; Mosquera, Guilherme, Celso Borges (Adrián, min.65), Cartabia (Borja Valle, min.79); Bakkali (Bruno Gama, min.55), Andone.

 

Real Madrid: Keylor; Carvajal, Ramos, Nacho, Marcelo; Casemiro (Marcos Llorente, min.72), Kroos, Modric, Isco (Asensio, min.66); Bale (Lucas Vázquez, min.80) y Benzema.

 

GOLES

 

0 - 1, min.20, Bale.

0 - 2, min.27, Casemiro.

0 - 3, min.62, Toni Kroos.

 

 

 

 

Con su inercia triunfal, el Supercampeón de Europa (y de España) se mantiene en un sueño constante. Un paradigma que le ha dado los dos primeros títulos oficiales, cuatro victorias en cuatro choques de categoría y una seguridad que le permite volar sobre las nubes. Hoy teñidas de blanco. 

 

El Real Madrid ha vuelto a la competición doméstica. Lo ha hecho con un esquema de juego que apunta a ser el ideal. Con cuatro futbolistas dirigiendo el juego, Zidane puede dar rienda suelta a su imaginación. Y tener un mercado libre de rotaciones. 

 

Isco y Casemiro fueron los agraciados con la titularidad, dirigidos por los jefes de sección, Kroos y Modric, que permanecen impasibles a los cambios, que permitieron a Bale romper el mal momento del Madrid ante el Deportivo. El galés reaprovechó el rechace del portero local, que en primera instancia era para Benzema, y empujó al fondo de las mallas el primer tanto de la noche. Así terminó la inestabilidad madridista que se venía acusando en los instantes previos, donde incluso Keylor Navas tuvo que intervenir en un mano a mano con Andone. 

 

La fantasía del sueño madridista llegó desde la derecha de Isco. Con el Deportivo replegado en su área, el 22 del Real Madrid inventó un cambio de juego al lado contrario, donde Marcelo alcanzó la línea de fondo para dejar a Casemiro solo ante la portería y ampliar distancias en el marcador. 

 

El partido quedó visto para sentencia. Sin embargo, un gesto de Sergio Ramos mal visto por la grada local encendió la caldera gallega. El sevillano se fue con amarilla y con la atención de todo un estadio que preparó el sonido de viento para sus intervenciones con el esférico. Desde entonces, el defensa merengue no atinó con el balón y el Deportivo aumentó su presencia en el campo. Y aunque Kroos dejó sin opciones a los locales. Estos buscaron el gol de la vergüenza hasta el último minuto, pero Andone erró un penalti cuando el electrónico rozaba el final. Eso si, quedaría tiempo para una acción fortuita en el centro del campo, que acabó con la justa expulsión de Ramos por doble amarilla. 

 

El debut madridista en la competición liguera terminó con goleada, una expulsión y con los hombres de Zidane en un mar de nubes blancas.  

Please reload

Please reload