© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

El Madrid conquista el Camp Nou a base de golazos

August 14, 2017

F.C. Barcelona 1 - 3 Real Madrid

 

ALINEACIONES

 

Barcelona: Ter Stegen; Aleix Vidal, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Sergio Busquets, Rakitic (Paco Alcácer, min.83), Iniesta (Sergio Roberto, min.68); Messi, Luis Suárez y Deulofeu (Denis Suárez, min.58).

 

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kovacic (Marco Asensio, min.68), Kroos, Isco; Bale (Lucas Vázquez, min.82) y Benzema (Cristiano Ronaldo, min.58).

 

GOLES

 

0-1: Piqué (p.p.), min.50. 1-1: Messi (p.), min.77. 1-2: Cristiano Ronaldo (min.80). 1-3: Marco Asensio, min.90.

 

ÁRBITRO

 

De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). Mostró tarjeta amarilla a Casemiro (min.21), Piqué (min.27), Bale (min.41), Messi (min.40), Carvajal (min.41), Sergio Busquets (min.57), Marcelo (min.76) y expulsó a Cristiano por doble amonestación (min.81 y min.82).

 

 

El Real Madrid se impuso 1-3 al Barcelona en el Camp Nou tras noventa minutos de un gran partido que volvió a coger el color que tiene, el de un clásico. Los goles de Piqué en propia puerta, Cristiano y Asensio oscurecieron el tanto de Messi de penalti y dan una clara y cómoda de vuelta para el partido de vuelta el próximo miércoles.

 

El Madrid presentó un once donde sorprendió de nuevo la suplencia de Cristiano Ronaldo. Su lugar fue ocupado por Isco. El ausente Modric fue remplazado por un Kovacic que cumplió con creces, creando espacio y habilitando opciones a sus compañeros en diversas situaciones de juego.

 

Por su parte, Valverde alineó en su primer partido oficial en el Camp Nou un equipo donde parece que Aleix Vidal y Jordi Alba vuelven a tener sitio y Deulofeu tiende a ser el sustituto de Neymar, hasta nuevas incorporaciones.

 

En la primera parte, ningún equipo fue el dominador en un duelo con muchas recuperaciones o pases incompletos en la zona de medio campo. De hecho, en el primer minuto un pase fallido de Ter Stegen estuvo a punto de acabar en un gol de Kovacic, pero la osadía del croata fue más que su acierto a la hora de disparar.

 

En los siguientes minutos, ambos equipos tuvieron aproximaciones peligrosas donde los centros o el último pase no encontraron destinatario. También se vivieron entradas duras que el árbitro decidió castigar con amarilla en un partido que resultó ser muy duro en cuanto a lo que las tarjetas respecta. Fue a los diez minutos de juego cuando el Barça tuvo su primera ocasión clara, en la botas de Suárez, sin embargo, su disparo terminó en las manos de Navas.

 

A partir de ahí, Messi, que fue el que levantó al Barcelona todo el partido, comenzó a combinar y a generar aproximaciones cada vez más peligrosas, con centros que simplemente tenían que empujarse pero que la defensa del Madrid conseguía repeler.

 

En el otro área, al borde del minuto veinte, Isco creó la ocasión más clara hasta ese momento del Madrid, tras encadenar varios regates e intentar marcar por el palo corto, por donde su disparo se marchó desviado. Messi también pudo marcar, en dos ocasiones, pero en la primera su libre directo se fue alto y en la segunda el centro de Deulofeu fue cortado por un providencial Varane. Antes del descanso, Bale tuvo otra ocasión más pero la volea salió demasiado centrada y Ter Stegen la envió a córner.

 

Ya en la segunda parte, el partido se volvió aun más loco pero las ocasiones fueron cogiendo peligro y el Madrid golpeó primero. A los cuatro minutos de la reanudación un centro de Marcelo fue introducido por Piqué en su propia portería. Dos minutos más tarde, el Barça tuvo el empate. Un centro de Suarez a Delulofeo pilló al Madrid descolocado y con muchos jugadores en el área, el catalán decidió poner un centro chut al que Messi no llego por poco. Seguía el buen fútbol porque dos minuto después un pase de Marcelo dejó a Benzema en un duelo con Piqué. El francés, que no había aparecido mucho a lo largo del encuentro, se sacó de las botas esa magia que le caracteriza y fabricó un regate que sentó a Piqué para poner un centro que Carvajal empujaba pero Jordi Alba sacaba bajo palos. Cumplida la hora de partido, ambos entrenadores movían ficha. Entraba Cristiano por Benzema y Denis por Deulofeu. El portugués no tardó en tener sus ocasiones, primero con un remate de chilena que no llegó a coger portería y después con un disparo cruzado que Piqué envió a córner. Cuando parecía que el segundo del Madrid estaba cerca, una gran jugada del Barça, tras dos paradones seguidos de Keylor dejó a Suarez solo ante Navas. El uruguayo la pico, la pelota se marchó fuerza, y al notar contacto se tiró al suelo y el árbitro picó. Amarilla para el tico y gol de Messi de penalti. Dos minutos después, Suarez pudo darle la vuelta al partido pero perdonó cruzándola demasiado. Lo que se perdona se paga.

 

Minutos después llegó la jugada del partido, o una de ellas. Una contra de las que caracterizan al Madrid. Tras un saque de esquina, Kroos despeja la pelota, Ronaldo la baja con el pecho y se la entrega a Isco, el malagueño se la devuelve al portugués con un pase en profundidad que le deja en duelo con Piqué, recorte hacia fuera y disparo que entra por la escuadra más alejada. Golazo y celebración luciendo torso y levantando su camiseta como hiciera Messi en el Bernabéu en el último clásico. Le salió cara la tarjeta al luso ya que en la siguiente jugada un forcejeo con Umtiti provocó la caída del portugués, el árbitro señaló simulación y segunda amarilla. Cristiano expulsado y enrabietado empujó al árbitro. Habrá que ver cuanto le sancionan.

 

Restaban casi siete minutos y el Madrid estaba con uno menos encerrado en su campo aguantando las continuas acometidas culés. Cuando parecía que el gol azulgrana iba a llegar, dos nuevos cambios dieron al Madrid la guinda al pastel. Un balón dividido que Lucas Vázquez corrió, ganó y vio Asensió para dejarle solo en la frontal del área. Cuando parecía que el mallorquín no tenía opciones, se sacó de las botas un autentico disparo a la escuadra. Golazo de Asensio que vuelve a marcar un debut de otra competición.

 

El Madrid que sigue imparable y va con los deberes hechos al Bernabéu. El Barcelona deberá cambiar mucho o renovarse si quiere hacer frente al Madrid esta temporada.

Please reload

Please reload