© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

Salvados

April 30, 2017

MONTAKIT FUENLABRADA 75-72 HERBALIFE GRAN CANARIA

 

ALINEACIONES

 

Montakit Fuenlabrada: Hakanson (4), Popovic (17), Smits (5), Wear (2), Sekulic (4) -titulares-, O’Leary (7), Rupnik (6), Cruz (6), González, Hettsheimeir (18), Paunic (18).

 

Herbalife Gran Canaria: Planinic (2), McCalebb (4), Salin (8), O’Neale (6), Aguilar (11) -titulares-, Hendrix (10), Oliver (6), Báez (4), Pasecniks, Rabaseda, Kuric (21).

 

 

 

 

El Montakit Fuenlabrada se lleva la victoria en un partido muy reñido contra el Herbalife Gran Canaria por 75-72. Los fuenlabreños estuvieron por delante durante todo el partido, con una espectacular primera parte. De esta forma, los naranjas obtienen la salvación matemática en Liga Endesa. Los canarios, por su parte, se complican en su búsqueda por ser cabeza de serie en el playoff.

 

Sekulic anotó los primeros dos puntos del partido. El que sería el partido más importante para los de Jota Cuspinera. Una victoria y tendrían las 12 victorias, la salvación. Era el partido y los jugadores lo sabían, por eso la presión que tenían los jugadores les hacían cometer pérdidas y faltas innecesarias. Pero ello no les impedía producir ofensivamente (11-4, min. 5). Los naranjas ponían el acelerador, y prueba de ello era el triple de Marko Popovic para doblegar a los amarillos (16-8, min. 9). Después, cuatro puntos consecutivos de Hettsheimeir, les daban a los locales la mayor ventaja hasta el momento (20-8), pero un triple visitante puso el 20-11 como resultado del primer cuarto.

 

Hettsheimeir comenzaba el cuarto con fuerza, con un triple que ponía el 23-11, pero que sería respondido por los de Luis Casimiro (23-16). El juego coral de los locales (11 asistencias en el equipo de Jota Cuspinera por 5 en el equipo de Luis Casimiro), el acierto en triples (7/16 local por el 3/16 visitante) y la superioridad en el rebote (los naranjas cogieron 24 rebotes, mientras que los amarillos cogieron 17) ponían el 31-16 a falta de cinco minutos para el final de la primera parte, lo que provocaba que su afición rugiera con ganas. Y los jugadores no decepcionaban.  No bajaron los brazos en esta primera parte, no se confiaron. Si los canarios se ponían a once (33-22), Hettsheimeir anotaba dos triples consecutivos para poner el 39-22. La primera parte concluiría con un 41-25, un tremendo partido de los locales, que producían ofensivamente y no dejaban anotar con facilidad.

 

Los pío-pío comenzaban mejor el tercer periodo. O'Neale y Aguilar anotaban primero, pero Popovic respondía con un triple casi desde el logo. Después, Hendrix con un mate pondría el 44-34, completando un parcial de 3-9. Y los errores volvían. El nerviosismo estaba presente, las pérdidas y los fallos ofensivos, y esto permitía a los grancanarios romper la barrera de los diez puntos, con mejor acierto en el triple que en la primera parte (46-37, min. 24). Pero volvió Hettsheimeir y con su cuarto triple (con un impresionante 4/5 desde fuera del arco) devolvía al Fuenla a los diez de diferencia (55-45, min. 29). Finalmente, el resultado a falta del último cuarto sería de 57-50.

 

Kuric. Ese era el hombre que anotó la primera canasta del encuentro (y que más problemas dio a los fuenlabreños), que ponía el 57-53. Después, el partido se pondría bonito, ya que Kuric culminaría un perfecto alley opp, respondido por triple de Popovic (63-55, min. 34). Marko, entonces, se echaría el equipo a la espalda y anotaría un triple sobre la bocina y forzaría una falta en ataque de los visitantes.

A un minuto para el final, el resultado era de 70-65, y ahí decidió Kuric. Anotó un triple sin defensa para poner el 70-68 a falta de 24 segundos. Desde la línea del tiro libre Paunic ponía el 72-68, pero Kuric machacaba el aro para poner el 72-70 a falta de ocho segundos. Ahora era Cruz el que anotaba sus dos tiros libres, y con un 75-72 el partido finalizaba. La permanencia era un hecho.

Please reload

Please reload