La exhibición de Felipe Reyes puede con el Fuenlabrada

April 4, 2017

BALONCESTO FUENLABRADA 99 - 101 REAL MADRID

 

ALINEACIONES

 

Montakit Fuenlabrada (26+30+24+19): Hakanson (3), Popovic (10), Smits (9), Wear (22), Sekulic (11) -equipo inicial-, Cruz (3), O'Leary, Paunic (17), Hettsheimer (18) y Rupnik (6).

 

Real Madrid (22+28+30+21): Llull (28), Carroll (17), Maciulis, Randolph (5), Ayón (14) -equipo inicial-, Rudy (3), Hunter (8), Reyes (23), Draper, Doncic (1) y Taylor (2).

 

 

 

Tiene que ser el mejor cordobés en la historia de Real Madrid. Felipe Reyes continúa superando sus registros y, en Fuenlabrada, volvió a ofrecer un clinic de como jugar sobre la pintura y acompañó al acierto de Sergio Llull y Jaycee Carroll para dar un meritorio triunfo madridista en la cancha de sus vecinos por 99-101.

 

Con 23 puntos y 14 rebotes, Felipe Reyes selló otro récord -igualado con algún jugador más- lo que no quita mérito a sus 40 puntos de valoración en 25 minutos. Va de récord en récord. Fulminando cada registro que encuentra a su paso, pero, sobretodo, ayudando a un Real Madrid que sigue aspirando a todo esta temporada. 

 

El derbi madrileño fue un festival de puntos. Los locales, a triple limpio pudieron abrir algo de brecha en el marcador al principio del segundo cuarto (32-24, min 12). La garra madridista fue la respuesta del conjunto visitante que, gracias a los rebotes y puntos de Felipe Reyes, les llevó a minimizar las distancias, tanto que Llull, como si estuviese cerca de la línea de 6,75, cerró el segundo periodo con un triple espectacular habitual. Desde su propio campo, lanzó el balón y, mientras Popovic entraba por el túnel de vestuarios, la distancia se quedaba en seis puntos (56-50, min 20). 

 

Tardó poco tiempo el Madrid en ponerse por delante, con una canasta de Carroll. Wear tardó menos en responder con diez puntos casi seguidos para dejar las cosas teñidas de rosa (68-62, min 24). Y Sergio Llull cerró el círculo con 14 puntos para resurgir a un Real Madrid que dominaba la zona con mano de hierro, gracias a la actuación de Felipe Reyes y Gustavo Ayón. 

 

La zona era blanca, el showtime rosa y el partido quedaba por decidirse en los instantes finales. Sergio Llull tomó la responsabilidad pero su intento de canasta llegó a manos de Felipe Reyes, quien sí anotó para finiquitar el encuentro, con menos de diez segundos para disputarse. 96-99 y la tensión explotó entre Rudy y Popovic, que se saldó con doble técnica y victoria madridista, tras los dos libres anotados del Madrid, que anulaban el esfuerzo del triple de Wear. 

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.