El Real Madrid, semifinalista 'in-extremis'

February 16, 2017

REAL MADRID 99 - 93 MORABANC ANDORRA

 

ALINEACIONES


 Real Madrid (15+18+23+30+13): Llull (22), Maciulis (2), Taylor (2), Reyes (-) y Ayón (10) -cinco inicial-, Randolph (25), Draper (-), Fernández (7), Nocioni (11), Doncic (12), Carroll (8) y Hunter (-).

 

MoraBanc Andorra (23+20+16+27+7): Albicy (15), Walker (3), Jelinek (4), Antetokounmpo (9) y Shermadini (27) -quinteto titular-, Schreiner (11), Burjanadze (7, Stevic (14, Colom (-), Briá (2) Schneider (-) y Navarro (11).

 

 

 

Con una mezcla de polémica y suerte, el Real Madrid ha conseguido acceder a las semifinales de la Copa del Rey 2017. El conjunto madridista ha derrotado al Morabanc Andorra por 99-93 en la prórroga, tras forzar el tiempo extra con un triple de último recurso de Anthony Randolph, que igualó a 86 el tiempo reglamentario. 

 

Sergio Llull fue el otro protagonista de los cuartos de final. El balear, antes de asistir a Randolph, pisó la línea que divide el campo, incurriendo en 'campo atrás' -una falta que conlleva la perdida de la posesión-. Sin embargo, la velocidad del juego y la tensión del momento permitieron al madridista seguir con el balón y asistir a su compañero. Los árbitros no señalaron esta jugada debido a la falta de visibilidad que existe en esa zona, por la publicidad que pinta el círculo central.

 

Desde el principio, el Andorra perdió el miedo por enfrentarse al máximo favorito y dominó el encuentro de principio a -casi- fin.  Giorgi Shermadini cogió el timón del equipo del Pirineo y anotó 27 puntos, mientras el marcador reflejaba las primeras ventajas del choque para el Morabanc Andorra. 

 

Rudy Fernández, que volvía a la competición del K.O tras no poder disputarla el pasado año, intentó corregir el desastre madridista. Sin embargo, un parcial de 4-11 para los andorranos finiquitó el primer cuarto con una ventaja considerable (15-23, min 10).


Los de Peñarroya habían aprendido la lección del Palacio. Sabían lo que tenían que hacer, como ejecutarlo y lo desarrollaron. Cubriendo la zona para ganar el rebote, encontrando acciones rápidas para sumar puntos y aguantando las embestidas del Madrid, los andorranos supieron mantenerse en el partido y, pese a que Llull consiguió poner a su equipo por delante, fue el Andorra quien llegó al descanso con ventaja (56-59, min 20).

 

Sin embargo, el Real Madrid había vuelto al partido. El conjunto blanco volvió a encontrar su ritmo de juego, gestionar las pausas y, sobretodo, acertar en el tiro. Los chicos de Pablo Laso, antes del descanso se pusieron por delante, continuaron mandando en el encuentro indescriptible. Si el Madrid anotaba, los andorranos respondían. Una canasta era contestada con un mate. Un triple con otro de más lejos. Era baloncesto en estado puro. Un baloncesto que, gracias a Randolph, se alargó cinco minutos más. 

 

El americano acertó desde el triple para igualar el partido (86-86, min 39) en los últimos segundos. Albicy se estrelló con el aro y el encuentro se alargó, dejando disfrutar de buen baloncesto unos minutos más. Aunque poco hubo en el tiempo extra. Llull no dejó que se jugase nada. Su acierto fue inconmensurable. Finalmente, el Real Madrid es semifinalista de la Copa ACB tras ganar al Andorra por 99-93. 

 

 

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.