Montakit Fuenlabrada en Eurocup, imbatido en casa

November 16, 2016

MONTAKIT FUENLABRADA 105-80 ALBA BERLÍN

 

ALINEACIONES:

 

Montakit Fuenlabrada: Hakanson (19), Llorca (2), Paunic (23), Wear (6), Diagné (8) -titulares-, Popovic (2), O’Leary (7), Rupnik (12), Cruz (5), Smits (15), Rey (4), González (2)

 

Alba Berlín:  Niels (5), Akpinar, Kikanovic (15), Milosavljevic (8), Johnson (14) -titulares-, Malu (2), Siva (8), Vargas (3), Miller (11), Atsur (10), Radosavljevic (4)

 

 

 

El conjunto de Jota Cuspinera consiguió llevarse el partido por un 105-80, donde en ningún momento tuvieron oportunidad los jugadores del Alba Berlín, llegando a ir estos hasta 32 puntos por debajo. Los naranjas cosechaban así su tres de tres en casa. Además, David Wear fue titular una vez recuperado de la lesión, y pudo ayudar al equipo con sus seis puntos, nueve rebotes y sus dos asistencias. 

 

Comenzaba el primer partido de vuelta de la fase de grupos en Eurocup, y ambos conjuntos se probaban en los primeros minutos (6-7). Pero tres triples consecutivos-uno de Paunic, y dos de Hakanson-, a lo que se sumaba una canasta de media distancia de Diagné, establecían la barrera de los diez puntos (17-7, min. 5). Este parcial de 11-0 solo sería roto por Kikanovic, que, a su vez, era respondido por otro triple de Paunic.

 

Sin embargo, los visitantes llegaron a reducir la ventaja a siete puntos quedando 1.36 para el final del cuarto. En los momentos finales del primer cuarto, Smits anotaría un triple, y en la siguiente jugada perdería el balón, siendo Miller el que lo robara y, después, lo machacara contra el aro. De esta forma, el primer cuarto terminaba con un 29-21.

 

El segundo cuarto daba comienzo, y los locales volvían a imponer la barrera de los diez puntos de la mano de Rey, a pesar de que la primera canasta del cuarto sirvió para poner a los azules a seis puntos (29-23).

 

Sin embargo, ambos conjuntos serían perjudicados por las faltas, ya que pitaron tres a Popovic, obligando a que se sentara, y otras tres a Miller. Después, aprovecharían los de Jota Cuspinera, y realizarían un parcial 15-6, a pesar de los fallos en el tiro libre (más de cinco tiros errados en los momentos finales), llegando a imponerse los naranjas a la veintena de puntos (56-36). La primera parte terminaría con un 57-38 tras los veinte primeros minutos.

 

El tercer periodo comenzaba, y las faltas eran la tónica -hasta siete faltas de los dos equipos en cinco minutos-, aprovechando los alemanes para reducir distancias (66-53, min 27), pero Smits y Paunic ponían la diferencia a 17. El marcador o se reducía hasta catorce puntos, o era ampliado hasta los dieciocho, pero el resultado al final de los treinta primeros minutos era de 78-62.

 

Los últimos diez minutos del duelo arrancaban, y parecía que Miller complicaba las cosas a los locales con cinco puntos sin respuesta, pero Cruz y O’Leary devolvían el 5-0. Surgía entonces la figura de Luka Rupnik, alabado por el público, que anotaba un triple y asistía a otro que anotó Smits. Una vez sentado, el equipo estaba contagiado y anotaba otro de la mano de Hakanson (92-69, min. 34). El equipo visitante se desinfló a pesar del buen comienzo del cuarto, por lo que la renta máxima del partido se alcanzaba a falta de tres minutos para el final, era de 32 puntos, lograda por Hakanson con una jugada que dejaba al público enamorado del base naranja.

 

Los minutos pasaban y el Montakit Fuenlabrada se sentía cada vez más cómodo, y su público entraba en comunión con ellos animándoles con todo su corazón. Finalmente, el resultado fue de un abultado 105 a 80, y con este encuentro, los locales conseguían su tercera victoria, y siguen imbatidos en casa en lo que respecta a la competición europea.

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.