Victoria merecida de un Atlético resurgido de sus cenizas

September 13, 2016

PSV 0 - 1 ATLÉTICO DE MADRID

 

ALINEACIONES

 

PSV: Zoet; Brenet, Isimat-Mirin, Moreno, Willems; Pröpper, Hendrix (67’ Ramselaar), Schwaab (Pereiro 80’), Guardado; Narsingh (Bergwjin 80’) y de Jong

 

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Gimenez, Luis; Gaitán (Tiago 60’), Saúl (Torres 77’), Gabi, Koke; Gameiro (Carrasco 65’) y Griezmann

 

GOLES

0-1: Saúl Ñíguez (min. 43)

 

 

 

El Atlético de Madrid era acusado de su falta de gol, y en la última jornada dejo cuatro razones para demostrar que no era así, y contra el PSV no iba a ser menos, gracias a un tanto de Saúl Ñíguez. 0-1 es el resultado que ha dado la victoria al Atlético de Madrid.

 

El público sabía que era un encuentro especial, y por ello pitaban y se sentían eufóricos con cada acción que tenía el PSV para poder adelantarse en el marcador. Por ello, el partido desde los primeros minutos mostró acción en ambos equipos, recordando la eliminatoria del año pasado, tan igualado que terminó en penaltis. Había una situación de continuos golpes, siendo un partido alocado, que no beneficiaba a nadie.

 

Sin embargo, el Atlético de Madrid logró imponer su juego en torno a la media hora de juego, mientras que el PSV debía adoptar una posición más defensiva. De esta manera, el Atlético supo lograr una ventaja de la mano de Saúl, marcando el 0-1 en el minuto 43. Parecía que el partido iría al descanso sin mayor problema, cuando Narsingh forzó un penalti dudoso, con amarilla para Giménez como consecuencia. Pero el penalti, sin embargo, fue atajado por Oblak, llegando al descanso con un 0-1. 

 

Una vez iniciada la segunda parte, el Atlético se sentía más tranquilo y así lo demostraba, manteniendo la posesión, y eliminando el corre calles que había en la primera parte. Con pequeñas acciones por parte de ambos equipos, el partido llegaba con el mismo resultado al minuto 60.

 

El partido a partir de la hora del encuentro, adquirió matices más estratégicos, ya que el cholo realizó dos cambios, mientras que Cocu también movía el banquillo realizando un cambio.

 

En la recta final, el ritmo de los jugadores disminuyó debido a la exigencia de este partido. Debido a esto, en las filas holandesas se realizó un doble cambio tenía como objetivo aumentar el oxígeno y poder crear más ocasiones de peligro, cambiando completamente la dirección que parecía llevar el partido. Y así fue, jugando con casi uno menos el Atlético de Madrid tras una aparente lesión de Tiago, y con los cambios agotados. De manera que el conjunto colchonero se tenía que defender de los golpes que realizaba el PSV, aguantando como podían.

 

Después de estos 93 minutos, el colegiado pitó el final de un partido que al final ha terminado con una situación dramática, tanto por los agónicos minutos finales en los que el PSV buscaba el empate, y también cabe destacar la lesión de Tiago. De esta manera, el Atlético de Madrid ganó su primer partido europeo de la temporada.

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.