El Real Madrid vence al Celta en el debut liguero en casa

August 28, 2016

REAL MADRID 2 – 1 CELTA DE VIGO

 

ALINEACIONES

 

Real Madrid: Casilla; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric (James, m.69), Kroos; Marco Asensio (Lucas Vázquez, m.65), Bale y Morata (Mariano, m.77).

 

Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny; Radoja (Pione Sisto, m.85), Pablo Hernández, Wass (Pape, m.76); Orellana, Bongonda y Guidetti (Iago Aspas, m.73).

 

GOLES

 

 1-0, m.60: Morata. 1-1, m.67: Orellana. 2-1, m.81: Kroos.

 

 

Bajo el calor de la capital y con el apoyo de su público, el Real Madrid ha conseguido su segunda victoria liguera consecutiva ante un Celta de Vigo que ha encontrado la manera de jugar y, sobretodo, disputar los partidos en el Bernabéu. Tanto que el conjunto local tardó una hora en encontrar la manera de acertar con el arco vigués.

 

El Celta de Vigo logró imponer su estilo de juego en los primeros compases de partido, sorprendiendo al cuadro de Zidane con dos delanteros llevados al extremo para cerrar las salidas de los laterales blancos. Marcelo y Carvajal estaban encerrados en su campo, mientras el bando visitante seguía presionando la salida del balón muy arriba.

 

Rápido movimiento del balón e intensidad defensiva fueron los pilares de un primer tiempo monótono y sin alardes en las distintas áreas. Salvó una oportunidad de Asensio y otra de Modric.

 

Ante esta situación, Zidane movió las líneas y el Madrid encontró en James y Lucas un arma de doble filo, con la que consiguió aparecer más en el área rival y encontrar las ocasiones que no aparecían en la primera mitad. Y, un error de Sergio entregó el balón a Modric, que solo tuvo que ponerla dentro del área para que Asensio y Morata adelantaran a los locales. Marco intentó pasar al portero con una vaselina pero no cogió la altura suficiente y Alvaro, que seguía la jugada, aprovechó el rechace para superar a Sergio Álvarez.

 

El Celta, con el marcador en contra, buscó el empate y recuperó la ilusión con un golazo de Orellana, que superó a Casilla y puso el balón en la escuadra blanca, mientras Iago Aspas y Pape refrescaban al cuadro gallego, pero el Madrid respondió adelantando las líneas y cerrando el partido con un sutil golpeo de Toni Kroos desde la frontal del área, en el minuto 81.

 

Please reload

Please reload

© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.