© 2018 El Deporte Desde Madrid. Todos los derechos reservados.

La victoria como único objetivo en Roma

February 17, 2016

 

Esta noche, a las 20:45 horas, ojos pegados a la pantalla para el debut de ‘Zizou’ y Spalletti en la Champions League en este año 2016 como entrenadores respectivamente del Real Madrid y de AS Roma. Los dos equipos se enfrentarán en el Olímpico de Roma en el partido de ida de los octavos de la máxima competición europea.

 

El doble debut de Zidane

 

La historia se repite, de hecho, para Zidane, nuevo timonel del club merengue tras reemplazar a Benítez el mes pasado, será un partido doblemente especial ya que el adversario es el mismo contra el que debutó en la Champions como jugador del club español hace 15 años. Aquel 24 de octubre de 2001 en el Bernabéu, que, por cierto, acabó con un empate a 1. Además, el francés se reencontrará con dos jugadores que estaban presentes en su último partido como futbolista profesional, la final de la Copa del Mundo de 2006 contra Italia: Francesco Totti y Daniele de Rossi.

 

Para Spalletti no es la primera experiencia como entrenador de la AS Roma. Su vuelta a principios de 2016, que acabó con la ‘era Garcia’, dio comienzo a su segunda ocasión en el banquillo giallorosso, tras entrenar al conjunto de ‘la Maggica’ entre 2005 y 2009, años en los que rozó la victoria del ‘Scudetto’ y derrotó el Real Madrid, precisamente de la Champions League, con Bernd Schuster en el banquillo.

 

Ambos entrenadores han contribuido con su llegada a devolver ilusión a un ambiente decepcionado y casi sin identidad. La Roma espera repetir la prestación del último encuentro contra un adversario español (el Barcelona en la fase de grupos); mientras el Real quiere demostrar ser uno de los candidatos al título.

 

Las probables alineaciones nos cuentan de dos equipos cuyo objetivo primario es ganar y las palabras, en las ruedas de prensa previas al partido, confirman esta sensación. Bien Zidane, como Spalletti, expresan confianza en sus equipos y en la posibilidad de hacer un buen partido. El exdelantero francés se cree preparado, él mismo y el equipo, y dejó claro que los jugadores están “bien físicamente” y que “estamos preparados para afrontar todos los partidos”; considera al Roma un rival difícil pero lo que su equipo debe hacer es “igual que en Liga: entrar fuerte al partido”. El optimismo reina en casa blanca, que recuperarán al lateral izquierdo, Marcelo, y quieren mejorar la imagen del equipo en las competiciones lejos del Bernabéu. Zidane se enfrenta a este primer gran reto, que puede marcar el resto de la temporada, contando con el apoyo de centrocampistas como Modric, James, Isco y Kroos que dan juego y marcan y sobre todo puede contar con la confianza de toda la plantilla que se encuentra ‘anímicamente regenerada’, lo cual era una de las firmes premisas de Zidane tras su llegada al banquillo. Ambiente ilusionado, “justa presión”, veremos si el carisma que ejerce en los jugadores que le ven como un ídolo le valdrá.

 

Spalletti, confiado en la victoria

 

Diferente localización, esta vez en Trigoria, pero con el entusiasmo en el aire el mismo o, al parecer, aún mayor. En la rueda de prensa de ayer, Luciano Spalletti, acompañado del central de defensa Kostas Manolas, se mostró sin temor al adversario, actitud que está seguro que su equipo replicará esta noche. Las declaraciones del entrenador toscano fueron categóricas. Aunque reconoce el gran nivel de un equipo que mantiene una notable rapidez de maniobra ofensiva además de una gran habilidad en la recuperación de la pelota y cinismo en su estilo de juego, no cree que su equipo esté en desventaja, afirma que tienen el 50% de posibilidades de pasar a la fase sucesiva del torneo y que no le sorprendería que la Roma peleara hasta los minutos finales de la vuelta o incluso eliminar al equipo español. Hay que salir y darlo todo, esta es la única manera de enfrentarse al partido.

 

La misma determinación se desprende de las palabras de Manolas, que pide concentración al equipo y dejar el miedo atrás. Además afirma que ya el hecho de afrontar a un equipo de tal calibre, por sí solo, te motiva. En el renovado equipo italiano luce una estrella que podría deslumbrar al conjunto blanco: Miralem Pjanic. El bosnio, gracias a su gran disparo a media distancia y sus soluciones creativas en la zona ofensiva del campo, en los 28 partidos que ha disputado esta temporada ha anotado 10 goles y ha dado 8 asistencias.

 

Datos y estadísticas

 

En los últimos 13 partidos, la Roma ha sido derrotado solo una vez mientras que el Real Madrid ha acumulado 5 victorias y un empate en la Liga pero tiene el objetivo y el deber de mejorar su actuación como visitante tras los duelos en Granada y Sevilla.

 

Las estadísticas no permiten al equipo blanco ser muy optimista, de hecho el Real Madrid no gana un cruce contra equipos del calcio desde hace 26 años, nada menos. Su última eliminatoria victoriosa fue en otoño de 1987 contra el Nápoles de Maradona en la ‘Copa de Europa’.

 

El primer encuentro entre el Real Madrid y los Giallorossi en la capital italiana tuvo lugar el 11 de septiembre de 2001 y el más reciente fue el del 19 de febrero de 2008.

 

Puestos a mirar las estadísticas, para la esperanza los aficionados blancos, recordarán que cuando el Madrid ganó sus últimas Champions nunca hizo nada relevante en la Liga.

 

Ambos equipos poseen orden defensivo pero prediligen el juego ofensivo, sentada esta base está claro que podría ser un encuentro espectacular.

Please reload

Please reload